El tío Oscar frente al presidente Trump

El presidente de EE UU, Donald Trump, no verá la gala de los Oscars en directo. Trump, consciente de que esta nueva edición no será una ceremonia normal, ya que las estrellas de Hollywood expresarán sus duras críticas a sus políticas, ha convocado a la misma hora la primera fiesta que celebrará en la Casa Blanca. Melania Trump se estrena esta noche como maestra de ceremonias con el Baile de Gobernadores, que, como es tradición, organiza la primera dama. Ambos eventos ya habían coincidido en otras ocasiones, pero la hostilidad entre la industria del cine y el mandatario descarta que esta vez sea una simple casualidad. Fiesta contra fiesta. La gala de Melania y la 89º edición de los Oscars competirán por la atención mediática. La versión oficial es que los Trump, inmersos en la celebración de su propio evento, no estarán pendientes de la lluvia de críticas y de las reivindicaciones de Hollywood que pasarán de largo por la Casa Blanca. Al contrario de lo que ocurrió en los Globos de Oro, pues su respuesta a la clara alusión que recibió de la actriz Meryl Streep fue inmediata.