Festival de Málaga: De nuevo, dos películas a concurso

XVIII FESTIVAL DE CINE ESPAÑOL DE MÁLAGA

La actriz y directora Leticia Dolera (i) junto a los actores Jordi Llodra (2i), Miki Esparbe (2d) y Manuel Burque, posan durante la presentación de su primera película "Requisitos para ser una persona normal"
La actriz y directora Leticia Dolera (i) junto a los actores Jordi Llodra (2i), Miki Esparbe (2d) y Manuel Burque, posan durante la presentación de su primera película "Requisitos para ser una persona normal"

Las dos películas a concurso de hoy tienen un punto en común: las dos son primeros largometrajes de sus respectivos directores. Lo cual puede ser el inicio de una prometedora carrera... o no.

Vamos con el no. La película, escrita y dirigida por Francisco Espada, titulada El país del miedo, de nuevo nos habla de un niño con problemas, como ocurría en Tiempo sin aire. Esta no es tan mala como aquella, pero se le acerca. Planteamiento de personajes muy falsos, con acciones impropias en ellos, tanto padre como madre del niño, y tan confusa que se tarda más de media hora en saber que el acosador del niño es una niña, lo cual es como rarito. Además, aparece un cuñado de los protagonistas que es policía y le gusta jugar con su pistola con los amigos del niño. Esto tiene por objeto, y de ahí la torpeza del guión, resolver el final de la película. Una lástima.

En cambio, sí es prometedora Requisitos para ser una persona normal, escrita, dirigida y protagonizada por Leticia Dolera. Es decir, hace como Woody Allen, sólo que a Leticia le ha salido bastante mejor que a varias películas de ese señor, a quien en Oviedo le han puesto una estatua en una calle y de la que suelen robar las gafas. Es una comedia muy original, con una crítica amable hacia eso que se conoce como persona normal. Algún momento brillante, un poquito menos los escatológicos, y en definitiva una entretenida película muy aplaudida al final de la proyección. Nota: hay un cameo del cineasta Paco Plaza, coproductor del film y feliz marido de la directora.