Cine

"Maléfica: maestra del mal": Cuernos, qué mujer

Director: Joachim Ronning. Guión: L. Woolverton, M. Fitzerman-Blue, N. Harpster. Intérpretes: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning. EE UU, 2019. Duración: 118 minutos. Fantástico.

Publicidad

Comienza casi como los cuentos de hadas añejos o las películas aquellas tan encantadoras en colores planos y chillones de Disney, con extraños animalitos parlantes (a saber, eso sí, qué lengua hablan algunos, porque inglés no), que rodean a una joven de apariencia candorosa y un príncipe guapito que le pide matrimonio a la manera antigua, rodilla al suelo, anillo en mano. Pero luego la historia cambia, claro. Porque, entre otros asuntos, la chica, de pasiva no tiene un pelo. Igual que, al cabo, todas las mujeres de la película mientras que ellos parecen estar alelados. Cinco años después de estrenarse la primera película, regresa Maléfica (o Famélica; porque Angelina Jolie, ya de por sí extremadamente canija, todavía luce más flaca en el filme con esos huesos picudos postizos), y de villana, a la mujer ya le queda poco, la verdad, aunque cuando conoce la noticia de que su amada ahijada Aurora va a casarse con el hijo de la odiosa reina Ingrid (ladina Michelle Pfeiffer) pilla un considerable mosqueo. Porque, por muy humana que sea Aurora, eso de tener unos suegros del otro bando provoca las desconfianzas de Maléfica. Joachim Rønning («Piratas del Caribe: La venganza de Salazar», tampoco podemos pedirle peras al olmo todavía) ha empaquetado un producto vistoso que sigue casi al pie de la letra las consignas de la primera entrega, de ahí que la novedad se haya evaporado en buena medida. Nos quedan, sin embargo, los preciosos modelitos de la glamurosa Maléfica, tan años 40 hollywoodiense, y la sensación de que nos quedan cuernos femeninos para rato.