«Star Trek: Más allá»: Infinito universo

Director: Justin Lin. Guión: Doug Jung, Simon Pegg y Gene Roddenberry Intérpretes: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Simon Pegg. EE UU, 2015. Duración: 122 min. Ciencia ficción.

Medio siglo exacto. Cuánto ha podido llover desde entonces, cuántas Perseidas habrá usted podido contemplar con suerte desde que la televisión de EE UU estrenara «Star Trek», la serie donde el Enterprise cruzaba aquella galaxia deliciosamente yeyé de falditas cortas liderada por el capitán James T. Kirk, que tiene, junto al resto de la tripulación que conforma la nave insignia de la Flota Estelar, más vidas que un gato. Porque ahora, 50 años después, la aparatosa mole vuelve a surcar el universo para asegurarse de que la Tierra está protegida, así como el resto de planetas aliados. Pero la tranquilidad, obviamente, durará bien poco y un nuevo y fiero enemigo, una especie alienígena avanzada, amenaza de nuevo la paz. A pesar del tiempo transcurrido, de tantas sucesivas películas, poco ha cambiado la existencia en esta tercera entrega de la nueva saga protagonizada asimismo por el carismático comandante Spock (sobre todo, hay algunos detalles para que el espectador no olvide que estamos en el siglo XXI; así, nos informa el guionista, un integrante de la tripulación, homosexual, es padre junto a su pareja de un bebé). Ya es meritorio que la cinta, a estas alturas de la película, resulte sumamente entretenida, que la historia posea un raro halo de nostalgia, que las escenas de acción funcionen y sean vistosas... Treekis, respirad tranquilos, porque está asegurado: larga vida y prosperidad para la millonaria franquicia.