Un Sant Jordi de cine

Fotograma de la película «Marie Curie»
Fotograma de la película «Marie Curie»

Hace muchos años, cuando el cine que se veía era en blanco y negro -y muchísimos tonos de gris- a José María Otero se le ocurrió hacer aquí en Barcelona una Semana de Cine en Color y llegó a alcanzar un gran prestigio internacional. Curiosamente la primera en blanco y negro que se puso en ese festival fue la alemana "Tiro de gracia"de Volker Schlöndorff y al poco tiempo falleció el festival.

Afortunadamente ha vuelto un festival ya que muchos opinamos que estas manifestaciones son el último refugio del cine.

Vamos con alguna de las películas vistas en la sección oficial aparte de que ya comentaremos otras secciones que parece que van a ser muy entretenidas. Empecemos con "Marie Curie"de Marie Noëlle. De pronto todos hemos empezado a recordar una antigua Marie Curie con Greer Garson que culminaba con la obtención del premio Nobel. Esta película trata de lo que ocurrió después hasta que le conceden el segundo, oscurecido por toda la propaganda contra ella por adulterio. La película, que parte de un alegato feminista, tiene el pecado muy habitual últimamente de excesiva duración, no tanto en minutos de proyección sino en el tedio que provoca desde cierto momento confuso de repeticiones, de volver a la ciencia para rellenar y volver a lo otro... Es decir, que le sobran un montón de cosas reiterativas y sin interés. Aclara más el rótulo final porque su hija también ganó un premio Nobel.

La otra película en la sección oficial ha sido "Su mejor historia" de la que es autora la danesa Lone Scherfig. Con el problema actual de todo lo que permiten las cámaras digitales de duraciones exageradas aunque es algo más que una muy maja película. En el Londres de 1940 con bombardeos continuos se logra una muy buena ambientación y muy bien escogidos los actores y actrices para los personajes. Es una historia del cine dentro del cine que comienza con el trabajo de hacer cine propagandístico y también, como "Marie Curie", cierto alegato feminista. Y toda una historia personal al hacer una película de argumento que adolece de lo ya dicho, que durara un poquito menos porque el guión tiene muchas tonterías.

Nos alegramos de un nuevo festival y a ver qué pasa.