Conchita: «Ya no me afecta lo que digan de mí las redes»

Lanza una reedición de «Incendios», un álbum en el que han colaborado artistas como Sergio Dalma y el rapero Nach

Conchita
Conchita

Lanza una reedición de «Incendios», un álbum en el que han colaborado artistas como Sergio Dalma y el rapero Nach.

Concepción Mendívil, conocida como Conchita, ha regresado con más fuerza que nunca con la reedición de «Incendios». Con una trayectoria a sus espaldas de diez años, que comenzaba con «Nada más» en 2007, la cantante nacida en Helsinki hace 36 mezcla en su quinto álbum de estudio «dos mundos muy distintos» como son el de la música electrónica y la orgánica. Se subió por primera vez a un escenario con apenas 20 años y a partir de ahí empezó su recorrido por diferentes salas del circuito musical de Madrid, la grabación de sus primeras maquetas como cantautora y su participación en diversos concursos y proyectos musicales.

–«Incendios» fue el quinto álbum de estudio que publicó y que ahora de nuevo lanza. ¿Por qué? ¿Qué tiene este que no tengan los demás?

–Cada uno es distinto porque cuenta una etapa de tu vida. En éste he colocado la cámara en otro sitio y he contado otras cosas. Es un disco que habla de crecer, de tomar decisiones, y hay muchas canciones que pueden ayudar a la gente. El amor y el desamor no son los temas predominantes porque me apetecía centrarme en temas distintos. Y es eso lo que lo hace muy diferente a todos los demás.

–Habla de «tomar decisiones y crecer». ¿Cuál es la decisión más difícil que ha tenido que tomar en su profesión para crecer?

–Hubo un momento en el que tuve que volver a empezar de cero y plantearme si quería seguir en la discográfica en la que estaba con el mismo mánager. Me cuesta bastante tomar esas decisiones porque me encariño enseguida con la gente y hay que saber separar en el trabajo. En la música cuando tomas una decisión de este tipo a lo mejor tiras dos, tres o cuatro años, pero es verdad que no te lo enseñan. Hubo un momento que tuve que replantearlo todo y al final salió bien.

–¿Cómo le ha tratado la industria?

–Muy bien y muy mal. Lo bonito de poder componer y hacer tus propias canciones es que tienes la sartén por el mango y no dependes de nadie más. Las canciones son las que tienen el poder. A veces estás en primera fila, a veces no, pero de repente sacas un tema con el que no sabes por qué, pero se te alinean los astros y remontas. Creo que el truco se basa en no parar de componer y crear temas.

–«Voy a estar bien» es el tercer sencillo de este álbum en el que una de sus frases dice: «yo solo aviso, cuidao que voy...» ¿Cómo viene Conchita?

–Muy contenta en esta última etapa. He hecho es un disco que me gusta mucho y, además, me he quedado muy tranquila porque lo escucho y no cambiaría nada. Creo que cuando tienes esa confianza te da igual lo que te digan los demás. He recuperado la seguridad en mí misma.

–En el videoclip de la canción inlcuso se atreve con el claqué. ¿Con qué baile se indentifica?

–Estudié tres meses de claqué y me encanta, aunque me atrae más el «freestyle». Pero, la verdad, me da pena no haber bailado desde pequeña claqué porque no te puede gustar más que te pongan unos zapatos y hacer ruido.

–¿Cuál es la fórmula para sobrevivir en la música 10 años?

–Trabajar mucho y siempre sentirte conforme con lo que has hecho. Pensé en componer para otra gente que tiene una voz increíble y que no hace canciones y me ha ido bien en ese ámbito. Me ha ayudado a que mi autoestima remonte.

–¿Me podría decir cuál es su fuente de inspiración para componer?

–Siempre me lo preguntan y no sé qué responder. A lo mejor estoy pasando por un momento que necesito contar, pero hay otros que no tienes nada que decir pero te viene una frase a la cabeza o escuchas algo y empiezas con ello tocando la guitarra y todo se va hilando y al final sale un tema.

–En este disco han colaborado artistas como Sergio Dalma, el rapero Nach, el cantautor colombiano Santiago Cruz y Luis Ramiro. ¿Le faltaría un nombre en esta lista?

–No, porque cada disco representa una etapa y en éste están los que tenían que estar. He compartido mucho con Sergio Dalma porque compuse temas para él junto a Pablo Cebrián, productor de mi nuevo disco. Con Nach tengo una amistad magnífica. Apareció hace muchos años y es de esas personas que conoces y dices «yo quiero ser tu amiga». Nos queremos un montón y tenía que formar parte de este trabajo. Todas las colaboraciones que se han incluido tienen su sentido. Con Santi Cruz lo íbamos a hacer en el álbum anterior, pero no pudo ser por tiempos y quedó pendiente, y Luis Ramiro es como mi hermano, hablamos casi todos los días por teléfono. Nunca habíamos colaborado juntos para un disco y eso que hemos cantado en directo.

–«Si hubiera dicho, hubiera hecho quién sabe qué»... ¿Qué le queda por hacer en la música?

–Espero que poder seguir dedicándome a esto y que se vaya sumando más gente. Ir a un sitio y que canten tus canciones es lo más bonito que me puede pasar.

–El álbum incluye como «bonus track» «Un beso redondo», que ha compuesto para el himno del Día del Niño Hospitalizado que impulsa la Fundación Atresmedia. ¿Qué significa para usted contribuir a esta causa benéfica?

–Fue super bonito. He participado en causas solidarias en más de una ocasión y es verdad que a veces tienen más repercusión unas que otras. Pero en este caso ha sido brutal la reacción que ha generado en la sociedad. Aparte, el 13 de mayo es el día del niño hospitalizado, y yo suelo ir a cantar a un hospital para animar a los peques. Todavía me mandan vídeos de todas partes y son de esas cosas que haces que luego te vuelven multiplicadas por mil. Acercarte a ello viene muy bien para poner los pies en la tierra.

–¿Qué es lo más especial que sus fans han hecho por usted...?

–Los mensajes que te mandan por las redes. Los leo todos. Cuando tienes un mal día y piensas que si con tu música has conseguido que alguien se encuentre mejor ya te hace sentir muy reconfortada.

–¿Qué consejo le habríadado a la Conchita de hace 10 años?

–Le hubiese dicho «tú a lo tuyo». Cuando salió el primer disco al mercado, me afectaba mucho lo que se decía de mí en las redes sociales, pero ya no.

–¿Y qué se recomienda ahora con toda la experiencia que ha acumulado en su carrera?

–Que no sea tan exigente consigo misma y que no se fustigue tanto porque eso al final no te deja del todo disfrutar y creo que podría hacerlo un poco más.