El «heteropatriarcado» de la RAE

Estudia incluir el término en el diccionario digital junto con «aporofobia» y actualizará «sexo débil» e incluirá una marca de uso con la indicación de que ambas palabras se usan «con intención discriminatoria».

Estudia incluir el término en el diccionario digital junto con «aporofobia» y actualizará «sexo débil» e incluirá una marca de uso con la indicación de que ambas palabras se usan «con intención discriminatoria»

Hace una semana exactamente la Real Academia Española (RAE) se pronunciaba sobre la actualización de un término tan polémico como controvertido, «sexo débil», que no se puede eliminar del diccionario porque está en uso. Sí, decíamos, lo actualizará e incluirá una marca de uso con la indicación de que ambas palabras se usan «con intención despectiva o discriminatoria». Así constará. «Nunca vamos a censurar el diccionario y, detrás de muchas de estas peticiones lo que en el fondo subyace es el deseo de ejercer una forma de censura. Tenemos que recoger lo que existe en la lengua y es un error pensar que porque se censure el diccionario va a desaparecer el vicio del machismo, de la discriminación y de la ofensa», apuntaba el director de la Docta Casa, Darío Villanueva en una conversación con Ep. El próximo miércoles se anunciarán las modificaciones que van a introducirse en la edición digital del diccionario, que como sucede siempre, acaparan titulares, y en esta ocasión no va a ser diferente. Por el momento se sabe de dos términos cuya entrada se está estudiando. Se trata de «heteropatriarcado» y «aporofobia», según ha adelantado Villanueva. «La lista aún no está cerrada ni es definitiva porque precisamente se está trabajando en ella. Mañana jueves, el pleno de la Academia, al que está previsto que acudan miembros de las distintas Academias de la Lengua Española Hispanoamericanas, se reunirá para estudiar el asunto y puede haber modificaciones», nos adelantan desde la institución. ¿En qué van a consistir estas nuevas inclusiones? Podrá haber modificaciones de términos, introducción de palabras nuevas e incluso cambios en la puntuación.

La defensa de Battaner

En el caso concreto de «heteropatriarcado» se trata de un término que ha tenido a la académica Paz Battaner, que leyó su discurso de ingreso el pasado 29 de enero, como una de sus máximas defensoras. A raíz de su elección aseguró que «si se sigue utilizando, como el caso también de ‘‘feminazi’’, se tendrán que introducir», comentó. Si la sociedad cambia habrá que atender sus demandas. El español no es un idioma que vive aislado. Otro de los términos que está en estudio es «aporofobia», acuñado por la catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, hace más de dos décadas, y que hace referencia al rechazo y desprecio hacia el pobre. La palabra, aunque no aceptada en la RAE, sí es utilizada por asociaciones que trabajan en proyectos de exclusión social para explicar las situaciones de violencia ejercidas contras las personas sin hogar y que se usa para tipificar un delito de ofensa a los pobres.

Mientras que estos dos términos han empezado su carrera directa a la edición digital del diccionario, «huérfilo», según adelantó Villanueva, se quedará en la cuneta. Creada por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer alude a aquellos progenitores que han perdido un hijo, pero desde la institución nos aseguran que «no es un término que esté bien formado, de ahí que se haya descartado». La campaña para apoyar su inserción contaba con el apoyo de Silvia Jato, Ana Belén, Melanie Olivares, Juan Echanove y Carlos Hipólito, entre otros. La RAE considera «innecesario crear un neologismo que carece de base filológica» y recuerda que tanto la segunda acepción que figura en el diccionario de «huérfano», como la definición del adjetivo «deshijado» ya recogen «la desgracia de quienes pierden un hijo».