El Macba se pasa al punk

Andrea Fraser y Antoni Miralda también formarán parte de la nueva temporada

Portada de «Bésame Mucho»
Portada de «Bésame Mucho»

Andrea Fraser y Antoni Miralda también formarán parte de la nueva temporada

Los artistas Andrea Fraser y Antonio Miralda y una mirada a la influencia del movimiento punk en el arte actual destacan en la programación de este año del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), que busca «enlazar historia con futuro». Así lo explicó ayer el director del museo, Ferran Barenblit, en la presentación de un programación que, a excepción de la exposición sobre el punk, ha heredado completamente del anterior director, y que asume «en su totalidad», aseguró.

La primera exposición mostrará a partir de marzo la obra de José Antonio Hernández-Díez, artista venezolano que vive en Barcelona, en la que se presentarán piezas de finales de los 80 y principios de los 90, junto con un nuevo proyecto desarrollado específicamente para la ocasión.

En abril, la exposición del artista norteamericano Andrea Fraser, comisariada por Cuauhtémoc Medina y Hiuwai Chu, interroga a través de su trabajo sobre qué queremos del arte. Según Barenblit, Fraser examina las motivaciones de los numerosos agentes que hay en este ámbito, como artistas, coleccionistas, galeristas, patrones, directores o el público; y «su obra pone al descubierto los conflictos internos, los mecanismos y estructuras jerárquicas dentro del tejido social del mundo del arte».

En mayo, el punk ocupará el centro con una exposición que Barenblit programó en su anterior destino, en el CA2M de Móstoles, comisariada por David G. Torres, que se pudo ver en Madrid y en Artium de Vitoria. La muestra, que, según Barenblit, «no será una muestra sobre un movimiento musical», es un recorrido por la influencia del punk en el arte actual y muestra, mediante tipologías utilizadas por más de cincuenta artistas de ámbito nacional e internacional, «el eco y la importancia de su presencia como actitud y como referente entre muchos creadores». También plantea la relación de las artes visuales con las culturas populares contemporáneas, y se amplia, en relación con sus dos anteriores presentaciones, con obra de la escena local barcelonesa.

Durante el otoño, el Macba dirigirá la mirada hacia Oriente Medio, el norte de África y la diáspora árabe de la mano del artista Akram Zaatari en una exposición comisariada por el anterior director del museo, Bartomeu Marí, y Hiuwai Chu.

A mediados de octubre, Vicent Todolí llevará al público del museo en sentido contrario con la exposición «Miralda. MADEINUSA», una exposición que documentará por primera vez y de manera exhaustiva los proyectos realizados por Miralda en Estados Unidos desde mediados de los años 70 hasta finales de los 90.

Cerrará el año la exposición colectiva «Los años ochenta. Lo que la euforia ocultó», que explora la situación en la España de los años ochenta, un momento en el que, con la consolidación de la democracia, los partidos políticos utilizan la cultura como una forma de mediación de gran potencial.