Cultura

El ocaso del cine: España "destruye"600 salas en una década

El año pasado cerraron 100 salas, pero los exhibidores creen que se debe a un "salto de calidad y confort"

En tiempos había un cine en cada pueblo de España. Era el gran lugar de encuentro de cada pequeña comunidad. Hoy, con un país cada vez más despoblado y concentrado en las ciudades, con nuevos hábitos de consumo de ocio, la Federación de Exhibidores Cinematográficos de España (FECE) considera un triunfo que haya cines "en todas las provincias".

Publicidad

Lo cierto es que el concepto de sala está de capa caída, en caída libre desde 2008, coincidiendo además con la crisis económica. En estos diez años que recoge el dossier "Salas de cine: datos y cifras", presentado por FECE, se han cerrado en España 600 salas. En 2018 echaron el candado 100 y 42 cines. Es decir, se pasó de 3.618 pantallas y 739 cines de 2017 a 3.518 salas y 697 cines.

Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, habla de "transformación"del sector para ofrecer un "salto de calidad y confort". La crisis borró del mapa el concepto de cine de barrio, las salas pequeñas, la oferta diversificada. Se tiende a la concentración y a la reconversión de las salas, cada vez mayores en espacio, con una oferta más concentrada y buscando estímulos para que el cine sigue seduciendo a las nuevas generaciones.

En este sentido, y a pesar del auge de las plataformas de pago por visionado, FECE señala que es precisamente la población menor de 25 años, que más plataformas consume, la que más acude al cine una vez al mes. Hay futuro, defienden. Aunque quizás no sea exactamente como hace diez años, sino en los grandes núcleos de población, con películas cada vez más masivas y salas más grandes. No obstante, advierte FECE, "actualmente están abriendo salas en poblaciones donde habían desaparecido".