El Real se arranca por bulerías

El Teatro Real se prepara para dar comienzo a la segunda edición de "Flamenco Real"con 30 nuevos espectáculos

El Teatro Real se prepara para dar comienzo a la segunda edición de "Flamenco Real"con 30 nuevos espectáculos

Con doce años la coreógrafa, actriz y bailaora Cristina Hoyos se enamoró del teatro, las luces y los volantes. El encuentro no fue casual. "En una época en la que Sevilla era muy oscura yo lo miraba todo, lo absorbía todo. Desde pequeña le he tenido un amor al baile y al cante incalculable que todavía hoy conservo. Cuando llegaba del colegio, me ponía unas alpargatas y hacía puntas porque me había fascinado una película de danza clásica. Tiempo después descubrí el flamenco", ha asegurado la maestra esta mañana recordando los inicios de su particular pasión durante la presentación de la segunda temporada de "Flamenco Real"que arranca el próximo 25 de octubre y con la que el Teatro Real pretende consolidar la presencia de esta disciplina dentro de su Salón de Baile, después del éxito de la primera edición.

Esta nueva apuesta aumenta el número de espectáculos de la pasada edición (de 18 pasa a un total de 30) y rinde homenaje a la musa sevillana de la danza española a través de la actuación de reconocidos y desbocados artistas como Eduardo Guerrero, Marco Flores, Antonio Canales, Lucía Álvarez "La Piñona"o Ángeles Gabaldón y la afectiva participación de Sara Baras, quien afirma sentirse "tremendamente emocionada por la oportunidad de poder homenajear a alguien tan importante y a quien quiero tanto". El productor Aurelio SO-LA-NA será el encargado de ocuparse de la dirección artística de un espectáculo que sirve de inspiración para muchos de los artistas que bebieron de la influencia de Hoyos durante sus inicios, pero también para todos esos oídos curiosos y nuevos que deseen conocer un universo lleno de lenguaje, quejío y talento.

La coreógrafa también ha querido manifestar la importancia de lo que ella llama "dignificación del flamenco" en un tiempo, el actual, que parece olvidar con demasiada prisa los posos culturales de la tradición musical y a través de un sincero agradecimiento, "estoy encantada de todo lo que me ha pasado en la vida, pero ya no por el cumplimiento de mi sueño, sino por la realización del de tantos otros que me han rodeado. Trabajar al lado de Antonio Gades durante más de veinte años me ha hecho darme cuenta de que la técnica te da seguridad y confianza pero el espíritu flamenco que queda siempre contigo", concluía su reivindicación artística. Dentro del marco de la política de apertura del Teatro Real con respecto a la diversidad de estilos y formas de expresión, esta nueva propuesta de flamenco acoge distintas familias, corrientes y estilos de un arte tan arraigado como permeable cuya belleza y aplomo podrá disfrutar el público hasta el 17 de julio.