Historia

Encuentran la misteriosa tumba de la reina de la Atlántida rusa

La mujer llevaba una hebilla con incrustaciones de piedras preciosas

Imagen de uno de los investigadores sujetando la hebilla del cinturón. A la derecha, cómo fue encontrada Natasha
Imagen de uno de los investigadores sujetando la hebilla del cinturón. A la derecha, cómo fue encontrada Natasha

Un grupo de investigadores has descubierto la tumba de la que debía ser la reina de Tuva, conocida como la Atlántida rusa. La mujer, de la era Xiongnu, llevaba un cinturón con una hebilla con piedras preciosas de hace 2.137 años.

Un grupo de investigadores has descubierto la tumba de la que debía ser la reina de Tuva, conocida como la Atlántida rusa. La mujer, de la era Xiongnu, llevaba un cinturón con una extraordinaria hebilla con piedras preciosas que fue creada hace 2.137 años. La hebilla de la mujer, apodada Natasha por los arqueólogos, tiene una forma muy similar a los actuales dispositivos iPhone de Apple. La hebilla mide 18 por 9 centímetros, está hecha de piedras preciosas negras, un tipo de lignito, y tiene incrustaciones de de turquesa, conalina y nácar.

La tumba fue descubierta durante el drenaje de un vasto embalse artificial en la montañosa República de Tuva, Siberia, que se extiende a lo largo de 386 kilómetros cuadrados.

El antiguo entierro se conoce como La Atlántida rusa, ya que suele estar sumergido a 17 metros de profundidad, antes de ser drenado durante algunas semanas cada año. El embalse gigante conocido como la necrópolis de Ala-Tey en el llamado Mar de Sayan, está en la parte alta de la Presa Sayano-Shushenskaya, la mayor central eléctrica de Rusia. La región también es uno de los lugares favoritos de Vladimir Putin para pasar sus vacaciones.

El arqueólogo Pavel Leus dijo que "el entierro de Natasha con un iPhone de la era Hunnu (Xiongnu) sigue siendo uno de los hallazgos más interesantes del yacimiento, en el que se ha encontrado tumbas. El suyo era el único cinturón decorado con monedas wuzhu chinas que nos ayudó a datar su antigüedad".

En el embalse se encuentran tumbas de civilizaciones prehistóricas que van desde la Edad del Bronce hasta la época de Genghis Khan. Los hallazgos anteriores incluyen dos diseñadores de moda prehistóricos, parcialmente momificados, enterrados con las herramientas de su oficio. Una de ellas fue apodada la "Bella Durmiente"porque estaba vestida de seda para su viaje al más allá y al principio se pensó que se trataba una sacerdotisa. Sin embargo, ahora los arqueólogos consideran que podría tratarse de una diseñadora de objetos de cuero. La segunda era una tejedora que descansaba con su huso de madera dentro de una bolsa de costura.

La responsable de la expedición, Marina Kilunovskaya, del Instituto de Cultura de la Historia de los Materiales de San Petersburgo, describió el sitio de Ala-Tey como "una sensación científica". "Somos increíblemente afortunados de haber encontrado estos entierros de nómadas ricos de Hun que no fueron profanados por [antiguos] ladrones de tumbas", dijo.

Los científicos admiten que están en una carrera contra el tiempo para examinar los sitios y salvar tesoros de valor incalculable del daño causado por el agua.