España llegó a Australia antes que Reino Unido

Fragmento del manuscrito donde se menciona a Australia

Aprovechar los últimos avances en inteligencia artificial para la exploración del pasado. Este es el proyecto que se ha llevado a cabo tras digitalizar más de 130.000 imágenes del Archivo General de Indias y el Archivo Histórico Provincial de Cádiz. Lo que permite, con la misma rapidez de un buscador web, analizar manuscritos antiguos en busca de nuevos hallazgos. Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y el Centro de Arqueología Subacuática del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico han desarrollado el proyecto Carabela, que ha contado con el apoyo de una Ayuda a Equipos de Investigación Científica de la Fundación BBVA en el área de Humanidades Digitales. Las técnicas diseñadas son capaces de identificar y discernir los distintos tipos de letras utilizados en cada una de las épocas en las que están datados los documentos e incluso analizar imágenes cuya calidad es muy baja. La clave está en la capacidad de sus algoritmos para obtener modelos que se “aprenden” automáticamente a partir de ejemplos. Carabela ha sacado a la luz uno de los hallazgos más sorprendentes en estos fondos. Se produjo cuando buscaban términos relacionados con Australia y se encontró una carta de principios del siglo XVIII dirigida al rey Felipe V; donde se descubrieron referencias muy precisas al continente austral datadas de 1705, mucho antes de que el capitán James Cook llegara hasta sus costas y de que los ingleses reclamasen su descubrimiento. Un desarrollo que ayudará a conocer mejor nuestra historia, y que demuestra los resultados extraordinarios que pueden lograrse gracias a la fusión de la tecnología con las humanidades.