Cine

Jonás Trueba hace su agosto en una nueva película

El director Jonás Trueba en una imagen de archivo/Foto:Gtres
El director Jonás Trueba en una imagen de archivo/Foto:Gtres

A bordo de un autobús interurbano de Madrid acababa hoy Jonás Trueba el rodaje de su nueva película, “La virgen de agosto”. La grabación de la cinta ha tenido lugar la primera quincena de este mes coincidiendo con las principales fiestas de la ciudad, San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma. Un rodaje que se ha insertado en la realidad y ha ido adaptando el guión a los acontecimientos que sucedían. “A mí me gusta mucho que el guión no sea una cosa cerrada, que sea una construcción que vas haciendo, que vas escribiendo día a día con la cámara, con cada plano”, explica el director, “ El reto más grande de la película ha sido ese, vivir el momento y saber reaccionar a cada una de las cosas que van sucediendo”.

En la escritura del guión también ha participado Itsaso Arana, la protagonista del filme “Pensamos que estaría genial hacer una película así de Madrid, que está medio aletargado por el día y de repente se despierta en las verbenas por la noche”, relata Arana. La actriz trabajó anteriormente con Trueba en su anterior producción, “La reconquista”, y junto con las ganas de retratar Madrid en agosto, ha sido uno de los principales motivos de realizar la película. “Decidimos escribir juntos un texto que protagonizase ella, me apetecía hacer una cinta en la que la protagonista fuese una mujer, sentía que con Itsaso podía hacerlo, teniéndola de aliada en la escritura y además estando luego en el plano volcando toda su experiencia como actriz y creadora teatral”, cuenta el director.

El rodaje fue algo inusual y espontáneo. Jonás ha sacado la cámara a la calle y decidido plasmar la realidad. “Me parece que casi siempre en el cine cuando lo que se hace es recrear siempre hay un artificio de falsedad que yo he sentido como espectador cuando he visto ese tipo de propuestas en otras pelis”, reflexiona, “ Pensé que no había que hacer eso, que era más interesante meterse dentro de las fiestas de una manera real y utilizar todo lo que la realidad te da”. Además, explica que la relación con los vecinos y los espontáneos que han ido surgiendo a lo largo de las jornadas de grabación fue muy buena y que eso ha permitido ir incluyendo en la película otros personajes, sensaciones, calles y músicas de las que se tenían pensadas en un principio. “Es una película de aventuras, no solo por las verbenas sino porque estábamos insertando la ficción dentro de la realidad y ahí, la realidad te da y te quita cosas de forma inesperada, pero en general hemos tratado que esos imprevistos sean siempre a favor”, añade la protagonista.

El hijo de Fernando Trueba es madrileño de nacimiento y desea que esa percepción que se tiene de la capital en verano, cambie cuando vean su obra. “También hemos reflejado el calor, el sol casi insoportable que vives en la mayoría de horas de luz... pero también queríamos retratar eso como una oportunidad, cuando la ciudad está más vacía, cuando hay menos exigencias y de alguna forma puedes comportarte y estar de otra manera”. A través de la experiencia de Eva, la protagonista, los espectadores podrán apreciar y ver con otros ojos lo que es pasar el octavo mes del año en la capital. “La película va de alguien que hace un parón en su vida y en vez de irse lejos, se queda en su localidad para mirarse bien ella misma y a su ciudad de otra forma”, explica Itsaso Arana, “Yo pienso que con suerte puede ser una pequeña guía turística secreta de cómo pasar el verano en Madrid”.