La Fundación Botín estrena sede en Madrid

Un antiguo edificio industrial situado en la calle Castelló, que acaba de ser acondicionado, acoge ya la actividad de la Fundación Botín en Madrid. Las oficinas alojan los equipos de Ciencia y Observatorio de Tendencias que han estado trabajando de manera dispersa en la capital.

Además de oficinas dispone de un amplio espacio, muy versátil para usos múltiples, como seminarios, conferencias o reuniones de trabajo. El edificio está situado en el interior del patio de manzana en la calle Castelló 18, que originalmente fue la Fábrica de Platería Luis Espuñes.

En la nueva sede trabajan ya los equipos del Programa de Ciencia y el Observatorio de Tendencias, que se encarga de generar y divulgar conocimiento en torno a las áreas de acción de la Fundación: Educación; Ciencia y Transferencia Tecnológica; y Agua y Energía.

El proyecto ha sido realizado por MVN arquitectos, estudio formado por Emilio Medina García y Diego Varela de Ugarte, con la colaboración de Juan Luis Líbano como asesor de interiorismo de la Fundación. La obra ha sido ejecutada por la empresa Ferrovial.

La Fundación Botín -la primera fundación privada de España- ya operaba en todo el territorio nacional, pero hasta ahora sólo tenía oficinas en Cantabria. La puesta en marcha de este espacio permitirá reforzar su proyección nacional, según informa la institución.