La música clásica no es «para viejos»

Suena a "misa", es "para viejos"y "no se acaba nunca"son algunos de los "argumentos"que se esgrimen para huir de la música clásica como de la peste, una aversión que pretenden desmontar los trabajos que acaba de editar en España Sony, precedidos de un éxito inusual en países como Francia y Alemania.

"I d'ont like classical music, but I really like this!"("No me gusta la música clásica, ¡pero esto me gusta de verdad!"), son 45 piezas, entre ellas el "Verano"de "Las cuatro estaciones", de Vivaldi; "O Fortuna", de Carl Orff; "Air", de Bach, y "Así habló Zaratustra", de Richard Strauss, que retan a cualquiera a decir que "no"le gusta.

El ánimo es "provocador", porque se trata, dicen en la discográfica, de "conjurar todos los miedos"en quienes son aficionados a la música pero sienten tanto rechazo a la clásica como a las avispas, un rechazo que quizá tenga más que ver con que son composiciones que requieren de "interés"y tiempo por parte del auditorio.

En Francia, el disco ha vendido ya más de 250.000 copias y otros en la misma línea, editados desde 2008, como "No me gusta la ópera"y "Clásicos para niños", han alcanzado cifras tan "astronómicas"en el sector como 450.000 unidades.

Los cinco volúmenes -"No me gusta el violín"y "No me gusta el piano", son los otros- se han situado desde 2008 entre los puestos 1 y 3 de las listas de clásica. En Alemania, "I dont' like classical music"ha vendido más de 150.000 ejemplares.

La portada y el libreto del doble CD está ilustrado por el dibujante francés Sempé, el de la serie de cuentos "El pequeño Nicolás", y el libreto incluye un cómic de Justin Nignard.

La Chicago Symphony Orchestra, la London Symphony Orchestra, la RCA Italiana Opera Orchestra, la National Philarmonic Orchestra, la Orchestra of the Royal Opera House o la Bavarian Radio Symphony Orchestra and Choir son algunas de las formaciones que intentan "captar"nuevos acólitos.

Entre los directores destacan Herbert von Karajan, Fritz Reiner, Eduardo Mata, Gustav Kuhn, Colin Davis, Georg Solti, André Previn, James Levine, Arthur Fiedler, Zubin Mehta y Vladimir Spivakov, Rudolf Baumgartner y Marc Elmer.

Los instrumentistas James Galway, Paul Meyer, Kolja Blacher y Eric Le Saye, y las cantantes Janice Watson, Ruby Philigene, Silvia Geszty, Roberta Peters, Leontyne Price y Montserrat Caballé protagonizan las piezas con solistas.

De Mozart, el "Dies irae", el "Lacrimosa"de su "Requiem"y el aria "La reina de la noche"de "La flauta mágica"; de Ernesto Lecuona "Gitanerías"; de Verdi, el coro gitano y el brindis de "La traviata"y el "Va pensiero"de "Nabucco"; de Léo Delibes, el dueto de las flores de "Lakmé"o "Una voce poco fa", de "El barbero de Sevilla", de Rossini, no dejarán indiferente a nadie, aseguran.

Convencidos de que la manera de empezar a amar "el gran tesoro que es la música clásica", han editado también el "pack"de tres discos "La clásica para los niños".

El primero es "el acompañamiento perfecto"de los juegos, con piezas de Mozart, Rossini, Paganini, Corelli, Tchaikovsky, Copland, Saint-Saëns, Dvorak y Sousa, entre otros; el segundo "Tiempo de soñar", "la música perfecta para calmar a los más pequeños y relajarles", compuesta por Debussy, Ravel, Gluck, Satie, Vivaldi, Mozart y Copland.

El tercero se titula "Amigo de los animales"y son melodías de "increíble alegría"de Rimsky-Korsakov, Rossini, Vivaldi, Respighi, Mussorgsky, Debussy, Saint-Saëns, Stravinsky, Ballard, Couperin y Joseph Strauss que "imitan a la naturaleza".

La tercera apuesta de Sony Classical dirigida al público que no es comprador habitual de música clásica, es "I love...zarzuelas", de la serie "I love classical music".

Plácido Domingo cantando "Te quiero morena"y "De este apacible rincón de Madrid"y con Teresa Berganza "La romanza de Rosa"y el dúo de "La dolorosa"; Alfredo Kraus con "No puede ser"y "Al mismito rey moro"; Pilar Lorengar con "Canción de primavera"y Manuel Ausensi con el "Dúo de Felipe y Mari Pepa"o "Donde vas con mantón de Manila", son algunas de las joyas que incluye el disco.