Literatura

Pólvora mojada

La obra de Patricio Pron (Rosario, Argentina, 1975) gira fundamentalmente alrededor de dos ejes: la indagación en la memoria para entender o justificar el presente y la búsqueda de nuevas formas narrativas. En esta ocasión el recorrido afecta a tres generaciones, abuelo, padre y nieto, que viven sus respectivas épocas de violencia en Italia: el fascismo de los años cuarenta, las Brigadas Rojas en los setenta y la respuesta juvenil a la crisis en el año 2014.

Un Congreso de Escritores Fascistas Europeos en abril de 1945 que se interrumpe por la muerte de uno de los autores asistentes origina la indagación que en los años setenta lleva a cabo un joven para descubrir la relación que su padre, un partisano, tuvo con el escritor fascista asesinado. Horas antes de morir, ese escritor dijo que habían convertido la literatura en política y la política en crimen, idea que se repite hacia el final de la novela y que el autor parece querer enarbolar como consigna.

Para desarrollarla salta en el tiempo, reproduce las entrevistas de los asistentes al Congreso y utiliza un estilo minuciosamente descriptivo con largas y agotadoras digresiones. Buscar originalidad en la literatura es un objetivo tan antiguo que hace tiempo que se convirtió en inútil, y peligroso, porque explorando nuevos derroteros el escritor puede terminar resbalando y arrastrando con él al lector. Hay en este libro numerosas referencias a escritores, algunos interesantes y controvertidos, y bastantes a la violencia política a lo largo de tres generaciones golpeadas por la injusticia. Se esperaría una crónica de los hechos al menos parcialmente emocionante, pero el esfuerzo que exige la lectura no tiene recompensa y la impresión final es que la pólvora se ha gastado en salvas.