Los grafitis de Mr. Brainwash ilustran la belleza de la vida en París

Uno de los artistas callejeros más populares y cotizados del mundo, Mr. Brainwash, expone ahora en París algunas de sus obras.

Uno de los artistas callejeros más populares y cotizados del mundo, Mr. Brainwash, expone ahora en París algunas de sus obras, perfecta demostración de que ese arte urbano tanto tiempo marginado sigue consolidando posiciones en el mundo del arte.

Mr. Brainwash (Sr. Lavado de cerebro) es el pseudónimo de Thierry Guetta, un francés afincado en Los Ángeles (EE.UU.) que por primera vez protagoniza en su país natal una exposición dedicada a sus grafitis, organizada por la galería Marcel Strouk de París hasta el próximo 7 de julio.

El artista, que se hizo famoso como protagonista de la película "Exit through the gift shop", dirigida en 2010 por su amigo y celebérrimo grafitero, Banksy, reunió aquí una decena de piezas con el título "Life is beautiful"("La vida es bella").

Una de las obras creadas para esta exposición, "Banksy thrower", es precisamente una colaboración con su amigo y un alegato a la libertad artística del arte callejero, en el que un joven lanza un manual de instrucciones al aire, como si fuese un coctel molotov.

Incluir en sus obras a iconos de la cultura popular es una de las especialidades de este artista que ha trabajado para varios de ellos, sobre todo desde que Madonna, en 2009, le contrató para diseñar su álbum de recopilación de éxitos "Celebration".

Desde el pasado jueves, la cantante estadounidense protagoniza una de las obras expuestas en París, "Freedom Kiss", reproducción del beso que intercambió con su conocida colega y compatriota Britney Spears, en la gala de entrega de premios de la MTV de 2003.

La colaboración con Madonna siguió en el gran fresco con su imagen que creó para la sala de fitness abierto por la diva en Toronto (Canadá).

Otras conexiones con la industria musical estadounidense llevaron al artista a diseñar las campañas de promoción de grupos e intérpretes como Michael Jackson, Rick Ross, Red Hot Chili Peppers, o The Black Keys, y a decorar en 2013 el Festival de Música y Artes Coachella Valley.

Actividades que también se manifiestan en la muestra con la presencia de otro mitos de la canción como el rey del rock, Elvis Presley posando con un fusil; o el exintegrante del grupo británico The Beatles John Lennon y su esposa Yoko Ono, portadores de una pancarta en la que reivindican juntos la importancia del arte.

Entre los iconos populares utilizados como inspiración para vaciar sus botes de pintura, resalta la reina de las pasarelas Kate Moss, presente en varias de sus obras.

Mr. Brainswash, que dio sus primeros pasos en el mundo del arte con la ayuda de una cámara, para realizar en 1999 "Life remote control", un documental sobre el "Street Art", se ha acercado a la industria cinematográfica en otras ocasiones, como en 2013, cuando decoró la gala de los Oscar.

La primera estrella Disney, Mickey Mouse, también está presente en su obra, en forma de escultura de más de metro y medio hecha con bidones metálicos, y de un cuadro en el que el famoso ratón y su amada Minnie se abrazan cariñosamente bajo la palabra "Forever"(para siempre).

El cineasta Alfred Hitchcock, junto con la gran figura del cine mudo, Charles Chaplin, a quien convierte en un grafitero de mirada desafiante, son otras estrellas del cine retratadas por el artista.

Albert Einstein, otra de sus fuentes de inspiración, aparece en París junto a una pancarta donde se asegura que "el amor es la respuesta".

Y como nadie puede meterse de lleno en la cultura pop sin dejarse influir por el genio Andy Warhol, el francés lo demuestra en "Maxspray", obra en la que transforma en aerosol una de sus famosas latas de tomate para fulminar con un cañonazo de pintura a un telespectador anónimo sentado en su sillón.