43 óperas para celebrar 200 años de vida

Los maestros Heras-Casado (izda.) y Bolton, ayer, en el Real
Los maestros Heras-Casado (izda.) y Bolton, ayer, en el Real

El Teatro Real festejará su bicentenario con una programación que dará comienzo en 2016 con «La flauta mágica» y finalizará en 2018.

Cuando uno se asoma a la plaza de Isabel II se encuentra con un imponente edificio de aires clasicistas. Es complicado definir un estilo arquitectónico predominante en él debido a las numerosas remodelaciones que ha sufrido. Es el Teatro Real, cuya construcción empezó en 1818 por orden del rey Fernando VII. Las dificultades económicas y políticas del siglo más convulso de la historia de España provocaron que la conclusión de las obras se retrasaran, con lo que no pudo presentar un espectáculo hasta 1850. Ese año inauguró el escenario del Real la ópera «La favorita», de Donizetti, cuya ópera «Roberto Devereux» abrió la presente temporada. En el ecuador de la misma, en enero, comenzarán los tres años de programación que el Teatro Real ha preparado para conmemorar el bicentenario de la colocación de su primera piedra y los 20 años de su reapertura en 1997 después de que el recinto se cerrase en 1988 para restaurarlo casi por completo debiso a su ruinoso estado.

«Las bodas de plutonio», así ha definido el bicentenario Luis Piedrahita en el vídeo que en la mañana de ayer dio el pistoletazo de salida al acto de presentación que introdujo la celebración y que tuvo a Iñaki Gabilondo como maestro de ceremonias. En el escenario estuvieron el Coro y la Orquesta Titular del Teatro Real, que interpretaron piezas de «Billy Budd» (Britten), «Lucio Silla» (Mozart) y «El holandés errante» (Wagner), bajo la batuta del director musical, Ivor Bolton, y del prinpipal director invitado, Pablo Heras-Casado, que sin batuta condujo la música con su impulsiva expresión corporal sobre la tarima, arrancando un aplauso prolongado al público al final del acto.

28 estrenos

Los espectadores salían impacientes porque el 16 de enero «La flauta mágica» de Mozart dé inicio a los tres años de programación que contarán con «43 óperas, de las que 28 se verán por primera vez», tal y como explicó el presidente del patronato, Gregorio Marañón, quien afirmó que «el Teatro Real ha salido de la crisis, sus cuentas son equilibradas, no tiene endeudamiento, y posee el apoyo de la sociedad civil». Por su parte, el director artístico, Joan Matabosch, aseguró que una de las «apuestas» para estre trieno es «organizar coproducciones con otros grandes teatros alrededor del mundo», entre los que estarán la English National Opera de Londres, la Metropolitan Opera de Nueva York o el Teatro Colón de Buenos Aires. Además, Matabosch añadió que estas colaboraciones van a «ser una constante» y que el objetivo es «difundir la marca del Teatro Real internacionalmente, ahorrar costes y buscar complicidades a través de proyectos que tenga sentido compartir».

Entre las obras que se representarán en el Real en el próximo trienio se encuentran «Los soldados», de Zimmerman, «El emperador de la Atlántida», de Ullman o «Juana de Arco en la hoguera», de Honegger, que estará protagonizada por Marion Cotillard. Para el director general, Ignacio García-Belenguer, «la programación es equilibrada y las óperas populares tienen protagonismo». Así, volverán a Madrid «La favorita», «Madama Butterfly», de Puccini o «Carmen», de Bizet. También se incluyen «Bomarzo», del argentino Ginastera, y «Yerma», del brasileño Villa-Lobos, para dar «proyección europea a obras iberoamericanas», afirmó Matabosch.