Hugo Castejón: «Bueno, he sido fiel, aunque no siempre»

El asturiano aterriza en España desde Miami para lanzar un nuevo sencillo que aspira a convertirse en el «hit» del verano.

El asturiano aterriza en España desde Miami para lanzar un nuevo sencillo que aspira a convertirse en el «hit» del verano.

El verano es tiempo de amores, muchas veces fugaces. Hugo Castejón es de los que piensan que lo importante es el momento y por eso viene desde Miami con un mensaje: «No te vayas a enamorar». El ex diplomático reconvertido en cantante cree que la gente está cansada de tanta melancolía y con su nuevo tema invita a olvidarnos del mañana. Un mañana donde se ve centrado en la música y despojado, por fin, de la etiqueta de ex de Marta Sánchez. Algunos siguen tachando su nueva faceta artística de oportunista. ¿Casualidad o intencionalidad? Él lo tiene claro: «El éxito siempre provoca recelo».

–Recientemente ha lanzado su último sencillo. ¿Por qué «No te vayas a enamorar»? ¿Algún desengaño detrás?

–(Risas) Lo que digo con esta canción es que hay que vivir el momento al máximo. Tú me gustas, yo te gusto. No pensemos en el mañana. Si pasa algo, bienvenido sea. Y si no, también, porque el momento es igual de bonito. En la vida no todo es enamorarse para siempre.

–Hablando de amores, ¿ha conocido ya a esa mujer romántica, divertida y aventurera que buscaba?

–Pues, no. Hubo amagos, personas que han estado cerca, pero al final, nada. Estoy convencido de que llegará.

–¿Tiene su single los ingredientes para convertirse en la canción del verano?

–Es un tema fresco, muy bailable. La letra recoge lo que muchos pensamos de los amores de verano: vive el momento. Creo que la gente está cansada de pensar a largo plazo.

–Fue elegido «it boy» por la revista «MensHealth». Cuando le preguntaron por la importancia de la imagen en el mundo de la música, respondió que «Justin Bieber o Selena Gomez son jóvenes y guapos, pero también está Adele, o Sabina, que tal vez no se corresponden con unos estándares, pero son auténticos y tienen talento». ¿En qué grupo se sitúa usted, en el de guapos y jóvenes o en el de auténticos y talentosos?

–(Risas) Lo que sí puedo asegurar es que soy auténtico. El resto lo tienen que decir los demás. Mi música lleva mi sello, desde las letras hasta los vídeos. Y, gracias a Dios, tengo también la libertad de hacer lo que creo sin que nadie me imponga nada.

–Se le podría ubicar en el de talentoso por el hecho de ser, además de músico, economista del Estado desde los 24 años. ¿Sigue ejerciendo como tal?

–La economía va en mi formación, pero ahora estoy centrado en la música. Para mí el talento está menos relacionado con los números y más con tu duende interior.

¿Y qué hace un ex diplomático cantando? ¿Renovarse o morir? ¿O es eso que dicen que hoy en día cualquiera es cantante?

–Yo ya cantaba antes de ser diplomático, pero lo hacía de manera «amateur». Por otra parte, pienso que vivimos en un mundo donde es importante ser multidisplinar.

–Fue, además, directivo en un organismo público que se encarga de captar inversores para España. Se habló mucho sobre usted durante esa época. Salieron hasta unos supuestos colegas suyos reprochándole una actitud prepotente y que le mantuvieran en el cargo a pesar de cierta dejadez por su parte desde que decidió compaginar ese puesto con la música. ¿Qué hay de cierto en eso?

–No creo que nadie haya dicho semejante cosa.

–¿Y sabe que hay publicado en internet un perfil psicológico sobre Hugo Castejón?

–No (risas).

–Dice lo siguiente: «Su contorno de ojos revela un gusto elevado por el género femenino y una escasa predisposición a la fidelidad».

– La primero es totalmente cierto (risas) y respecto a lo segundo, bueno, he sido fiel, aunque no siempre...

–Volviendo a la música, en Latinoamérica su éxito está siendo arrollador y ha alcanzado primeros puestos en países como Perú, Ecuador y Panamá. ¿Cómo será en España?

–La acogida aquí está siendo muy buena. Las más de 200.000 visitas a mi vídeo y ser número uno en iTunes son síntomas de ello. Y espero que vaya a más.

–¿Qué etiqueta cree que hoy en día pesa más: la de cantante o la de ex de cantante?

–Por supuesto, la de Hugo cantante. Por mucho que los medios se empeñen, creo que la gente ve más mi trabajo que mi vida personal.

–Hay quienes le tachan aún de oportunista por haber dado a conocer esta faceta justo cuando rompió con Marta Sánchez.

–Que la gente hable significa que estás haciendo algo. Gracias a Dios, puedo estar muy orgulloso de haber lanzado mi carrera musical yo solo.

–Dicen que el «pique» de su ex podría venir por no digerir bien que esté ganando terreno musical en Latinoamérica mientras ella parece perderlo. ¿Le ha declarado la «guerra musical»?

–Yo no declaro la guerra a nadie. Cada uno está en una fase diferente. Además, ella ahora está con otras cosas. Por mi parte, no hay ningún pique. Que otras personas no digieran mi éxito, no lo sé. Los demás deberían fijarse más en su carrera y no tanto en buscar el conflicto.

–Por cierto, ¿sigue su participación en un concurso argentino de baile?

–La verdad es que no.

–Casualmente fijó su residencia en Miami, donde también vive Marta Sánchez. ¿Algún encuentro fortuito y/o evitado?

–Que yo sepa, en Miami no me he encontrado con ninguna cantante española (titubea).

–Se le vio en el Club de Génova de la capital española compartiendo sillón con el alcalde de Miami. Hablan de su gran influencia en esa ciudad.

–Es una persona supercarismática. Ha acogido con enorme cariño a los artistas españoles que viven en Miami permanentemente. Sólo puedo decir que se ha portado muy bien conmigo y que me ha abierto todas las puertas.

–El 14 de mayo Barei quedaba en el puesto 22 de Eurovisión. Usted piensa que su canción debería haber llevado algo más propio de España. ¿Qué habría propuesto?

–Yo no iría a Eurovisión como Hugo Castejón, sino como el representante de España. La música hispana tiene mucho tirón mundialmente. Me da pena que llevara una propuesta que no refleja lo que somos musicalmente. Yo llevaría un tema con ritmos hispanos, actuales y con toques electrónicos.

–¿Cómo se tomaría Marta Sánchez que su ex fuera a Eurovisión antes que ella?

–La verdad es que no me importa.

–Se acaban de celebrar de nuevo elecciones. ¿Cantaría en algún mitin?

–Sí. Siempre que me contratasen, lo haría. Al fin y al cabo, canto para la gente. Eso sí, lo haría siempre y cuando no sea nada relacionado con personas vinculadas a delitos o asuntos ilegales.

–¿Proyectos futuros?

–Seguir aquí en España con el lanzamiento del single, luego comenzar la gira por Latinoamérica y, por último, aterrizar en EE UU para hacer programas y actuaciones. En definitiva, seguir luchando. Detrás de todo esto hay mucho trabajo. Me ha llegado también una interesante propuesta de televisión en España, relacionada con la música, aunque por el momento no puedo decir nada al respecto. De todos modos, no sé si podré comprometerme. En Miami tengo muchas cosas que me tiran.