Lo que los Beatles dicen de nosotros

Sus canciones no han perdido ni un ápice de vigencia porque explican el mundo, pero desde que hace un mes se pueden escuchar en Spotify también nos retratan a nosotros

El 80 por ciento de los que han escuchado sus temas en Spotify nació después de su separación como banda
El 80 por ciento de los que han escuchado sus temas en Spotify nació después de su separación como banda

Hace un mes que las canciones de los Beatles están disponibles en el servicio de «streaming» Spotify, una web que es como la cotización bursátil de un universo gigante de temas y que, aunque desde luego que no es la única gráfica que sirve para medir el valor de una canción, es una herramienta bastante democrática y un regalo para hacer especulaciones. Los Beatles, en un mes, han superado las 250 millones de reproducciones, lo que supone un récord en el servicio, y hasta 38 de sus temas han ingresado en la «playlist» Viral 50, que es la que la web elabora para contar esas canciones «calientes». Si los estribillos fueran acciones, se habrían disparado las órdenes de compra de los títulos del grupo. Pero de la lista de temas más escuchados se extraen más conclusiones: los Beatles siguen enseñándonos cosas de nosotros mismos.

- Sus temas, por edades

Es cierto que los mensajes de sus canciones no son un dechado de filosofía, por más que en algunas letras, inspirados por la meditación o el consumo de alguna sustancia, se llegaran a poner intensos. Gracias a esa simplicidad, bastantes de sus letras no tienen vuelta de hoja y nos conectan con sentimientos puros a los que quizá estemos más receptivos en según qué momentos de nuestra vida. El servicio de Spotify, para el que es necesario un registro previo en el que revelamos nuestra fecha de nacimiento, ha segmentado el consumo que durante el pasado mes se ha hecho de los temas de la mítica banda y la distribución por edades deja algunas conclusiones divertidas. Los oyentes menores de 17 años han escuchado mayoritariamente «Here Comes The Sun», un tema de George Harrison que es toda una invitación a empezar el camino, un mensaje que, por lo visto, cala entre los más jóvenes. En el siguiente grupo de edad, de los 18 a los 24 años, la canción favorita es «I Want To Hold Your Hand», cuyo significado no requiere más explicación. Estamos ante el primer, segundo o tercer amor en la primera de las tres o cuatro adolescencias que vive el ciudadano occidental. La preferencia entre los 25 y 29 años también tiene un discurso transparente: «We Can Work It Out» (es decir, «Podemos arreglarlo») supone el sentimiento universal que viene después de perder las ganas de cogerte de la mano. La cuestión es, ¿lograremos que funcione? Bueno, según el título de la canción más escuchada en el siguiente grupo de edad, entre los 30 y 34 años, queremos creer que sí. «She Loves You» es, de entre todos los temas de los Beatles, el preferido en la «adolestreinta». En él, cantan: «Ella me dijo que le hiciste daño, y que perdió la cabeza, pero sabe que no eres de ésos que quieren herir a propósito». Bueno, ya lo veremos. Porque, hasta aquí, las preferencias de los oyentes prácticamente han relatado una peripecia sentimental media: del amor a la intuición del fracaso... hasta el desastre total. Así es como se puede interpretar que la siguiente elección, en el grupo de edad de los 45 a 54 años, sea «Back in The U.S.S.R». ¿Este tema narra una vuelta a la autarquía, al invierno pelón de las emociones? Algo así como: «Bienvenido a la Rusia soviética, al frío por las noches, pero en el fondo no sabes la suerte que tienes». Tanto si la cosa acaba en divorcio como si no, hay que cruzar esta tundra. Y así llegaremos al grupo mayor de 55 años, que elige un clásico, una canción de amor a lo único que sabemos que nunca nos fallará: los discos. «Rock & Roll Music» es un homanaje a nuestro ídolo común, Chuck Berry, que fue lanzado como sencillo por los de Liverpool en 1957, en la fase más balbuciente de su carrera. Un mensaje claro de vuelta a los orígenes, y quizá una renuncia a entender definitivamente las cosas del amor. Hay que insistir: éstas son las canciones favoritas de entre 250 millones de reproducciones, que no es poca cosa. En el anterior relato no se han hecho distinciones de tragedia amorosa por sexos porque Spotify no ha facilitado datos por tramos, pero sí que lo ha hecho en cuanto a oyentes globales. Y sorpresa: los diez temas favoritos son prácticamente idénticos en hombres y mujeres pero divergen mucho en cuanto a los países de referencia. Son, por este orden, «Come Together», «Let It Be» y «Here Comes the Sun». El cuarto y quinto puesto se intercambian: «Yesterday» y «Hey Jude» para las mujeres y en orden inverso para los hombres. Y a continuación, en idéntica preferencia: «Love Me Do», «Help», «All You Need Is Love» y «I Want To Hold Your Hand». Después mientras las mujeres aprecian más el delicado «Blackbird», los hombres eligen «Yellow Submarine».

Otra de las principales conclusiones del estudio cuidadoso de la lista es que, para la escucha «online» que es la de Spotify, las preferencias son canciones más sencillas y directas, las que poseen estribillos instantáneos, y quedan relegadas del «hit parade» las más lisérgicas o conceptuales, lo que puede también estar relacionado con que el 79% de las personas que escuchan a The Beatles en este servicio tiene menos de 46 años, es decir, nacieron después de que la banda de Liverpool ya no estuviera en activo, informa Europa Press. De las estadísticas ofrecidas por la compañía se desprende que un 30% tiene menos de 25 años, otro 32% entre 25 y 34, y un 16% más, entre 35 y 44. Llama la atención que entre las canciones predilectas de la escucha «online» apenas figuren los descomunales temas de «Sgt. Pepper’s» o de «Revolver», que es posible que se presten menos a una escucha salteada. En todo caso, recurriremos a sus canciones cada vez que las necesitemos, porque funciona.