MENÚ
domingo 18 agosto 2019
13:37
Actualizado

Silencio, entra Rosalía

La artista se coronó en la segunda jornada del BBK Live, en una tarde en la que también actuaron The Strokes, Suede o The Blaze

  • Silencio, entra Rosalía
    /

    Tom Hagen

Tiempo de lectura 4 min.

13 de julio de 2019. 16:39h

Comentada
Concha García Bilbao. 13/7/2019

ETIQUETAS

Menudo espectáculo. Rosalía brilló como nunca en Kobetamendi. Si la primera jornada del BBK Live fue un éxito, ayer se superó no solo en asistencia sino también en la calidad de sus conciertos. La voz de Rosalía se alzó por encima de 40.000 asistentes que escuchaban en silencio. Entonó a capella. Lloró cantando. Abrazó a su público. Lo envolvió de tal manera que algunos pensarían que se trataba de un hechizo. Aquel momento en el que Kobetamendi calló para escucharla fue puro respeto: hacia ella y su propio sello, para algunos incuestionable y para otros innombrable. El concierto cumplió todas las expectativas: desde la voz rasgada de “Catalina” hasta el frenético ritmo de “Con altura”, pasando por la dulzura de “De aquí no sales” y la reivindicación “Dios nos libre del dinero”. Sin embargo, la artista no cantó “Millonaria”, lo cual para algunos pasó desapercibido y para otros hubiese sido el toque final. Eso sí, dio un matiz de todo lo que pudo. Con la compañía de su gran equipo de bailarinas y de Guincho, creó una mezcla de canciones y ritmos que confirmó lo que cada vez es más frecuente: la incapacidad de etiquetar dentro de un único estilo a los nuevos talentos de la música.

Multitud y diferencia: así se podría definir -a grandes rasgos- el espectáculo de Rosalía. Consiguió reunir a gente de toda España, desde Murcia hasta Galicia, así como procedentes de más de 100 países diferentes. Alfonso Santiago, director del festival, así lo expresó durante un encuentro con la Prensa organizado por el equipo de Heineken: “A nivel mediático Rosalía es la gran estrella del cartel, la que vende muchas entradas, aunque también lo hacen The Strokes”. Y es que la segunda jornada de la 14ª edición del BBK Live colgó el cartel de entradas agotadas para una tarde donde no había tiempo que perder. Desde que Cecilio G enloqueció a su fiel público y Brockhampton rompió de repente con un ritmo como si se tratara de un concierto callejero, pasando por la insuperable Rosalía, el resto de conciertos no dieron lugar a tregua. Después de la entrega de Suede con su público, llegaron otros de los cabeza de cartel: The Strokes. En su única actuación en España se presentaron por todo lo alto dando un repaso a sus últimas creaciones así como las más conocidas, como fue “Last nite”. Para Santiago, el contar con esta banda -una de las mejores de los últimos 30 años- en el cartel fue un éxito: “Lo celebramos bastante, fue difícil conseguirlos, y lo mismo nos ocurrió con The good, the bad & the queen”.

Rosalía y The Strokes cantaron ayer en el BBK Live de Bilbao

El BBK Live sigue apostando por reinventarse, pero manteniéndose en su línea. El director del festival aseguró que, aún coincidiendo en fechas con otras citas como es la del Mad Cool, no buscan competir sino “mejorar en calidad, apostamos por los grupos emergentes y por los que están en el mercado y, aunque a algunos no les interesa contar con ellos, a nosotros sí”. Sin olvidar que una cita de este calibre debe ser rentable, a Santiago no le preocupa tanto el nombre del festival como el objetivo de desarrollar la música. Ejemplo de ello fue el contraste de la tarde de ayer: mientras sonaban The Strokes, a pocos pasos estaba Mueveloreina con un concierto de pura improvisación. La enloquecida pareja no dudó en satisfacer al público repitiendo las canciones que les pedían, cantando, reivindicando, con imágenes que mostraban la realidad como ellos mismos la perciben. Digamos que a Mueveloreina les faltó bajarse del escenario para saltar y cantar con el público (y dada su entrega estuvieron a punto). Y, poco después: The Blaze. El cara a cara de los Alric hizo que el concierto se convirtiera en un duelo: hacer que el público no dejara de vibrar y disfrutar durante todo el espectáculo que acogió el escenario Bestean. Y lo consiguieron.

Los escenarios de Nagusia o Txiki, los espacios de Basoa y Lasai están ya preparados para seguir con el festival en su última jornada: hoy pasarán por los escenarios Cupido, Nathy Peluso, Cala Vento, The Good, the bad & the queen, Weezer, Hot Chip y Perro, entre otros. Toda una mezcla que hace posible lo que tanto caracteriza al BBK Live: cultura y experiencias que apelan a los cinco sentidos. Pero no solo en el Kobetamendi: de nuevo Bereziak -una serie de conciertos gratuitos en lugares emblemáticos de Bilbao, como es el de Heineken en el Arenal-, ha acogido hoy a grupos como los Hermanos Cubero, presentando sus últimos proyectos, o Lorena Álvarez.

Rosalía y The Strokes cantaron ayer en el BBK Live de Bilbao
- Bereziak ofrece conciertos gratuitos en lugares emblemáticos de Bilbao

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs