«Todos quieren lo mejor para ella», un arranque notable para la Seminci

Nora Navas compone un impresionante papel que merece premio

El director de cine Jacques Audiard, tras recibir la Espiga de Honor
El director de cine Jacques Audiard, tras recibir la Espiga de Honor

58 Semana Internacional de Cine de Valladolid, conocida internacionalmente como Seminci, o lo que es lo mismo, otros tantos años en los que ha habido luces y sombras. Lógico. De las más altas cimas de prestigio a caídas espectaculares. En los últimos años ha habido una coherencia en la programación y se ha creado un buen ambiente cinematográfico, lo que siempre es de agradecer. Este año se proyectarán diecisiete películas a concurso y tres "fuera de", a las que se añaden trece cortometrajes que nos van a hacer darnos un madrugón, ya que la primera proyección es a las 8:30 de la mañana. El festival se ha inaugurado con la película "Todos quieren lo mejor para ella", dirigida por Mar Coll, que firma así su segundo largo. Con la primera, "Tres días con la familia", obtuvo un buen número de premios. Con acierto, en esta ocasión, se centra en un buen personaje femenino para el que ha contado con una excepcional actriz, que vive a quien interpreta, Nora Navas, merecedora ya de un premio. Cómo puede cambiar la vida de una mujer tras un grave accidente es el eje del filme. Todos la quieren ayudar y ella, a su vez, complacer a todos, pero ¿dónde está la verdad? Lo que interesa a la directora es esta evolución personal y todas las frustraciones de esa mujer que se debate entre el pasado, el tiempo que está viviendo, y la imposibilidad de unirlo. Todo vale para escapar. Desde luego, un buen comienzo de la Seminci.


Galardones

El Festival entregó en su inauguración los primeros galardones con un auditorio lleno. Las espigas de oro fueron a parar a manos de Jacques Audiard y Paul Schrader, quienes recogieron sendos galardones honoríficos a su trayectoria. La gala estuvo presentada por el actor Nancho Novo, que no dejó escapar la ocasión, como ya ocurriera en la anterior edición, para realizar varias alusiones al IVA cultural, la situación del sector o las recientes declaraciones del ministro Cristóbal Montoro. El padrino de la gala fue José Coronado, que agradeció que "Valladolid siga al pie del cañón en su aportación al cine de calidad. Me emociona estar en el mismo lugar al que acudí por primera vez hace treinta años", aseguró.