Una Constitución francesa de 1791 del exprimer ministro Villepin, vendida por 83.687 euros

Una Constitución francesa de 1791, perteneciente al exprimer ministro Dominique de Villepin, se adjudicó hoy por 83.687 euros, lo que la convirtió en la protagonista de la segunda y última sesión de la subasta de su biblioteca política.

Esa Carta Magna duplicó el valor previsto, indicó hoy la casa Drouot, que no facilitó el nombre del comprador.

El valor total de la venta no ha sido facilitado, pero otra de las piezas estrella de hoy fue un manuscrito de Robespierre de ese mismo año, en el que el revolucionario declara su completa entrega a la causa de "un pueblo sensible y generoso", y que fue adquirido por 8.925 euros por los archivos departamentales de Pas-de-Calais, al norte de Francia.

La Biblioteca Nacional, que ayer compró una obra de Antoine Blanc, se hizo hoy por 1.275 euros con el cartel de la Declaración de Naciones del Congreso de Viena, de 1815.

De entre todas las fotos de la colección ofrecidas al mejor postor, destacó un retrato de Ernesto "Che"Guevara en Cuba a finales de los años sesenta atribuido a Venancio Díaz, cuyo precio alcanzó los 2.800 euros.

Entre las múltiples curiosidades coleccionadas por Villepin, hoy se vendió por solo 200 euros una edición original del "The Anarchist Cookbook"("El libro de cocina del anarquista"), cuyo autor, William Powell, elaboró un auténtico manual de guerrilla en el que se explica cómo hacer un cóctel molotov o cómo cultivar marihuana.

Bajo el título "Les porteurs de flammes"("Los portadores de llamas"), hoy se subastaron manuscritos, libros, fotografías, grabados y carteles relacionados, según Drouot, con "la historia de las ideas y los combates".

La primera mitad de la colección, con un contenido mucho menos diverso, estuvo dedicada ayer al compromiso político, bajo el título "Les voleurs de feu"("Los ladrones de fuego") y vendida en la misma sala.

Cinco años después de haber vendido su colección dedicada a Napoleón I, con esta nueva subasta se ha puesto a la venta su colección política, denominada "Feux et flammes"("Fuegos y llamas"), y que abarca desde el siglo XVI al XX a través de 450 piezas.

Villepin fue primer ministro del presidente Jacques Chirac entre 2002 y 2007, convirtiéndose en el tercer francés que ocupó dicho cargo sin ser votado, sino por la dimisión de su predecesor, Jean-Pierre Raffarin.

El suyo fue un mandato de gran tensión social que tocó su fin cuando presentó su dimisión la víspera de la toma de posesión como presidente de Nicolas Sarkozy.

Imputado en 2007 por corrupción, no volvió a la primera línea de la política hasta su absolución en 2010, año en el que presentó República Solidaria, una nueva formación con la que se quedó a las puertas de presentarse a las presidenciales de 2012, al no reunir los avales necesarios.

Hombre de gran cultura, Villepin es autor de numerosas obras, entre las que destacan su poemario de 1986, "Palabra de destierro", y el ensayo escrito junto al español Jorge Semprún, "El hombre europeo"(2005).