Deportes

Coronavirus. Así afecta el confinamiento a Fernando Alonso

Habló en una videollamada transmitida por Instagram con Rubens Barrichello

Fernando Alonso lleva doce días en casa. “Y no estoy bien”, le confesaba al ex piloto brasileño Rubens Barrichello en una videollamada transmitida por instagram. Aunque reconoce que después de tantos viajes “no está mal parar un poco y estar en casa”. “Tengo jardín y espacio. Soy un privilegiado, así que no me puedo quejar. Estoy rezando para que esto pase pronto y volvamos a la normalidad”, asegura el piloto asturiano.

Alonso reserva hora y media al día para entrenar. En el gimnasio que tiene en casa dispone de cinta para correr y elíptica. “Y también hago pesas”, añade. La cinta se la pone en el garaje y abre el portón para que entre el sol.

El piloto asturiano estuvo un mes de vacaciones después de regresar del Dakar, “en la montaña, esquiando y pasando tiempo con la familia”. Ahora había vuelto a entrenar para preparar las 500 millas de Indianápolis. Tenía previsto viajar a Estados Unidos para los entrenamientos y ya estaba trabajando con el simulador. “Pero ahora todo está parado”, asume.

“Es hora de quedarse todos en casa”, concluye.