El día que Piqué quemó el pelo de Cesc

El ex del Barcelona ha contado secretos de su vida y hay uno muy especial con el central

Cesc se ha abierto y ha contado su intimidad en el programa Samantha y la vida de... El futbolista no ha tenido impedimento en narrar hechos de su vida que le han marcado, como la separación de sus padres cuando tenía 14 años. Es algo que no olvida.

“Era un domingo por la tarde. Nos llamó mi padre diciendo que era una reunión familiar. Yo pensaba que era que iba a ser que mi madre estaba embarazada, porque todo hasta entonces había sido muy normal. Pero mi padre se le veía afectado y mi madre tomó la palabra. Cuando nos lo dijo me quedé en shock. Recuerdo subir a mi cuarto y dar un puñetazo a la pared. A mí me distorsionó un poco. Era un chico con las ideas muy claras, tenía una vida muy estable y eso rompió mi cabeza. Mi hermana era diferente porque ella se adapta. Pero para mí fue un problema muy grande”, asegura..

Quizá se hizo futbolista porque le ayudaba a no pensar.. “El fútbol siempre ha sido una desconexión. Cuando digo que el fútbol es mi vida, es que es así. Era mi manera de olvidarme los problemas y de disfrutar”.

Uno de los episodios más graciosos-peligrosos en un vestuario lo coprotagoniza, como no podía ser de otra manera, Piqué. “Intenté copiar a Fernando Torres y sus extensiones, pero no me salió muy bien”. Tan mal que se le quemó un poco el pelo.

Piensa en la retirada y en la paz mental que le puede ddar. “cuando lo haga tendrá mucha liberación mental. La mitad de mi vida ha sido prepararme siempre el siguiente partido”.