Nadal flaquea ante Schwartzman y se despide hasta París

Rafa estuvo lejos de su mejor nivel, no llevó el peso de partido, le falló el saque y perdió por 6-3 y 7-5. El argentino tuvo una noche casi perfecta

Rafa Nadal se despidió del Masters 1.000 de Roma con una derrota en cuartos ante Diego Schwartzman. El ganador de nueve títulos en el Foro Itálico cayó por 6-3 y 7-5 en dos horas y tres minutos. Fue el partido soñado por el argentino que llegaba después de caer en los nueve precedentes anteriores con el español. Nadal estuvo lejos del jugador de los dos primeros partidos porque el rival fue de un nivel muy superior al de Carreño y Lajovic. Por eso y porque el servicio estuvo muy lejos de ayudar, Rafa se despidió con una derrota antes de viajar a París para afrontar Roland Garros.

Carreño y Lajovic no exigieron a Rafa tanto como hizo el “Peque” Schwartzman. Ahí estuvo la clave del partido junto a los infinitos problemas que tuvo Nadal con su saque. El argentino tuvo el atrevimiento y el descaro necesarios para mirar cara a cara al ganador de 19 Grandes durante el primer set. Nadal apenas dispuso de una bola de break como único momento de flaqueza del argentino. Fue en el cuarto juego y no hubo más. Ni una sola grieta en el juego desde el fondo de la pista de un jugador pequeño en tamaño, pero enorme en su tenis. Scwartzman primero resistió los intercambios larguísimos y luego empezó a dominar. Rafa no mandaba con el drive, su revés a dos manos tampoco hacia el daño de las dos rondas anteriores y el saque era inofensivo, un lastre. Cedió el servicio en blanco en el quinto juego y acumuló una cantidad desconocida de errores. Una docena en ocho juegos, un cupo excesivo para pelear con la mejor versión del argentino.

El segundo set adquirió tintes agónicos desde el principio. Cada saque de Nadal fue una tortura para el número dos del mundo. Dos oportunidades de ruptura para el argentino en el primer juego; otra en el quinto y logró su objetivo en el séptimo. Rafa asomó la cabeza respondiendo con un break en el octavo. El partido entonces enloqueció. Hubo hasta cinco breaks de manera consecutiva: tres para Schwartzman y dos para Rafa. A la segunda oportunidad con su servicio para llevarse el partido, el argentino no la desaprovechó.

Novak Djokovic sigue dejando incógnitas. Ya está en semifinales, sí, pero... ante el alemán Dominik Koepfer estuvo muy lejos de ser el jugador dominador que acostumbra. El número 97 del mundo le arrebató un set, aunque terminó cayendo por 6-3, 4-6 y 6-3. El siguiente obstáculo será el noruego Casper Ruud. Djokovic afronta su undécima semifinal en Roma, donde ha sido cuatro veces campeón, sin despejar una incógnita: ¿se está reservando o su tenis no está a la altura de un candidato a todo en Roland Garros? Las dos horas y diez minutos que pasó en pista ante Koepfer apuntan en la segunda dirección. Desaprovechó 15 de sus 21 bolas de break; se situó con 3-1 en el segundo set, pero perdió dos veces su saque y volvió a ser demasiado irregular. La prueba de que no está a gusto llegó después de ceder el saque en blanco en el sexto juego de la segunda manga. Su raqueta terminó destrozada. La siguiente prueba será Ruud. El 34 del mundo dejó el torneo sin italianos al imponerse a Matteo Berrettini por 4-6, 6-3 y 7-6 (7/5).