Los sorprendentes números de Rodrygo con el Real Madrid en Champions

El brasileño hizo ante el Inter su quinto gol en sólo ocho partidos de Liga de Campeones. “Este torneo es especial para mí”, reconoce

Rodrygo celebra el gol que le marcó al Inter de MilánAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

«Cuando juego la Champions siempre es una noche especial para mí», decía Rodrygo después de haberle dado al Real Madrid la primera victoria europea del curso. Tiene 19 años pero la mayoría del tiempo no lo parece. Y no lo pareció cuando controló el balón dentro del área tras el pase de Vinicius y lo estampó en la escuadra de Handanovic. Con la misma tranquilidad con la que cualquiera finaliza un ejercicio en un entrenamiento. Como si ese tanto no fuese vital para que el Madrid siguiese con mucha vida en un grupo B que se la ha complicado desde el inicio.

Cuando más caliente se puso la cosa ante el Inter, Zidane apostó por los «niños» y los dos brasileños le dieron la razón a su técnico. No mira el DNI el francés y tampoco escucha lo que llega de fuera. Confía en los futbolistas y no le tiembla la mano para sacar a Hazard y dejar que sea Rodrygo el que tome la responsabilidad. «Estaba listo en todo momento, esperando mi oportunidad. Para cuando estuviera dentro del campo hacer esto:, un gol o una asistencia y poder ayudar a mi equipo», confesaba Rodrygo, que ya ha dado muestras de su insolencia, bien entendida, sobre el terreno de juego. En la final de la última Supercopa de España, en el corrillo en el que Zidane estaba eligiendo los lanzadores de la tanda de penalti. Kroos hizo una sugerencia inesperada para el técnico: «Que lance uno Rodrygo».

El alemán es un veterano que ha visto en el día a día al jovencito y sabía que no iba a dudar. El brasileño dijo que sí, que tiraba, y marcó con la misma contundencia que anoche ante el Inter. Hace justo un año, el propio Rodrygo fue importante para enderezar el camino continental de los blancos. Hizo un triplete en la cuarta jornada en la goleada frente al Galatasaray. Marcó hasta de cabeza y eso que no es su especialidad. Son ya cinco goles para él en sólo ocho partidos en Champions. Una media altísima que, por ejemplo, no tiene en la Liga, don de sólo ha hecho dos dianas. Sabíamos que era un partido difícil. Muy feliz por la victoria. Ojalá pueda seguir con la racha en esta competición».

Había perdido un poco de foco en favor de Vinicius en este comienzo de curso y ha dejado de ir con la selección brasileña, pero él esperaba su oportunidad. Y cuando la tuvo, la puso en toda la escuadra.