Esperando a Pau Gasol

Está a la espera de una oferta para comprobar si puede seguir en activo y llegar a sus quintos Juegos Olímpicos

Pau Gasol
Pau GasolGasol Foundation

Restan 12 días para el arranque de la temporada 2020/21 en la NBA y 224 para la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio. Son los dos desafíos que quiere afrontar Pau Gasol si su estado físico, con 40 años y más de 18 meses sin disputar un partido oficial, se lo permite. Cinco jugadores españoles ya conocen su futuro inmediato en Estados Unidos. Mientras los Marc, Ricky, Ibaka y Hernangómez piensan en clave de pretemporada, el futuro de Pau es una incógnita que puede tener los días contados.

El mejor jugador de la historia del baloncesto ha publicado un par de vídeos en redes sociales en los que se le veía en una sesión de tiro con oposición. Es la primera vez que hace público algo así desde que fuese operado en mayo de 2019 de una lesión en el hueso navicular del pie izquierdo. «Una lesión pesadita», como dice su amigo y presidente de la FEB, Jorge Garbajosa. Es un motivo para el optimismo. Una pista de que Pau está en el mercado. Si no fuera así, jamás hubiera publicado un vídeo de esas características. Ahora debe llegar una franquicia que apueste por él, que su físico responda y que resista la temporada, que podría terminar con 41 años, para poder cerrar su carrera en los que serían sus quintos Juegos.

Más motivos para el optimismo. En una entrevista a LeBron James, el líder de los Lakers y cuatro veces campeón de la NBA se mostraba feliz por la llegada de Marc a la franquicia. Cuando se le preguntó por un posible regreso de Pau a Los Ángeles soltó: «Veremos». No hubo negativa, no hubo mal gesto, dejó la puerta abierta. Hay más. El propio Pau dio un «me gusta» a un tuit en el que el periodista que cubre a los Lakers para la web «Bleacher Report» afirmaba: «Si los Lakers firman a Marc Gasol, me gustaría que también firmaran a Pau Gasol, al menos para que pueda retirarse como ’'laker’'. Es uno de mis seres humanos favoritos que me he encontrado en mis viajes».

Los rumores sobre una posible llegada de Pau a la que fue su franquicia y con la que ganó dos anillos surgieron en Estados Unidos hace semanas. Un escenario factible para él es que un equipo le haga una oferta de una temporada por el salario mínimo –en torno a 1,5 millones de dólares–, su físico responda, pueda dar minutos de calidad y ejerza de padrino de los novatos de turno. Pau no juega desde el 10 de marzo de 2019 y las incógnitas físicas deben despejarse cuanto antes porque, si no, será el momento de afrontar el adiós.

Scariolo se ha mostrado moderadamente optimista en la última «Ventana FIBA». En una entrevista en «El País» el seleccionador aseguró: «Pau quiere sentirse jugador antes que leyenda. Y es lo que todos esperamos, volver a verlo jugar».

Desde la Federación se asegura que Pau está haciendo todo lo que está en su mano y más para volver a jugar. «A Pau le vamos a esperar siempre. Y si no es en la cancha, donde él quiera. Está tranquilo, bien, trabajando mucho, ilusionado y nosotros seguimos esperándolo. Esperando a su pie, a sus sensaciones, a su total recuperación... y si ésa llega finalmente, que estoy convencido de que sí, hablará el seleccionador con él y verá cuál es su predisposición y su situación y nosotros encantados de tenerlo. En el ámbito en el que esté Pau con nosotros va a aportar», dice Garbajosa.

La NBA comienza los entrenamientos mañana. Serán apenas nueve días en los que los equipos disputarán entre dos y cuatro amistosos. Pau ya está en plena cuenta atrás.

Gasol en cifras
Gasol en cifrasAntonio Cruz