Marco Odermatt gana el Super-G de Saalbach

Copa del Mundo de Esquí Alpino. Saalbach.

Marco Odermatt, de Suiza, baja a toda velocidad por la pista durante la carrera de Súper G masculino en la Copa del Mundo de Esquí Alpino de la FIS en Saalbach-Hinterglemm, Austria, 07 de marzo de 2021. EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA
Marco Odermatt, de Suiza, baja a toda velocidad por la pista durante la carrera de Súper G masculino en la Copa del Mundo de Esquí Alpino de la FIS en Saalbach-Hinterglemm, Austria, 07 de marzo de 2021. EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNACHRISTIAN BRUNAEFE

Marco Odermatt ha ganado hoy el Super-G de Saalbach. La estrella suiza ha terminado con 0,62 segundos de ventaja sobre Matthieu Bailet y 0,81 segundos sobre el campeón del mundo de Super-G y gran favorito Vincent Kriechmayr. Es su primera victoria en Super-G desde 2019 (Beaver Creek) y solo la tercera de su carrera en la Copa del Mundo, pero esta temporada ha sido consistente ya que fue su octavo podio del año (5 veces en GS y 3 en SG).

Odermatt redujo la brecha entre él y Alexis Pinturault a unos muy escasos 81 puntos a falta de dos fines de semana para el final de la temporada. El francés terminó el Super-G de Saalbach en 15ª posición.

“Es genial que me esté acercando, (...) Las últimas carreras decidirán. No puedes permitirte ningún error, pero debes ir al límite todo el tiempo. Ganar será muy difícil”, dijo Odermatt.

El esquiador suizo también recortó la distancia con el líder Kriechmayr en la clasificación de Super-G hasta los 83 puntos, a falta de una sola carrera para la final de la Copa del Mundo en Lenzerheide.

“La posibilidad es muy pequeña, pero para mí es una temporada fantástica, independientemente de cómo acabe la batalla por el globo”, añadió Odermatt.

Por su parte, Matthieu Bailet, campeón del mundo júnior en 2016, dio su primer gran paso para afianzarse en el circuito de la Copa del Mundo, ya que el francés de 24 años consiguió su primer podio en la Copa del Mundo de su carrera.

“¡Es el mejor día de mi carrera como esquiador! Lo he dado todo esta temporada para conseguir un puesto en el podio. Me he esforzado al máximo y hoy por fin lo he conseguido. En las últimas carreras, ya lo estaba haciendo bien, pero simplemente cometí demasiados errores. Hoy sólo he cometido un pequeño error, pero aún así ha sido suficiente para el segundo puesto”, dijo Matthieu Bailet con alegría.

Aunque el podio fue positivo para Vincent Kriechmayr, también fue un día frustrante para el austriaco, ya que podría haber conseguido el globo de la disciplina de Super-G, pero tuvo que conformarse con el tercer puesto, y ahora tendrá que esperar hasta las finales de la temporada en Lenzerheide para hacerse con el título.

Kriechmayr se quedó sin el título de Super-G la temporada pasada, cuando terminó por detrás de otro esquiador suizo, Mauro Caviezel, por sólo tres puntos, al cancelarse la temporada tras el brote del coronavirus.

El austriaco espera convertirse en el primer ganador austriaco desde que Hannes Reichelt ganó el título de Super-G en 2007-2008.

“Cometí un error en la cima y me desvié demasiado. Marco me mostró los límites en la parte baja del recorrido. Me hubiera gustado arreglar la clasificación de la Copa del Mundo hoy, pero volveré a ir a tope en la próxima carrera. Marco y Matthieu han sido simplemente mejores hoy”, dijo Kriechmayr.