Fútbol

Las crudas confesiones de Abidal: su bronca con Messi, con los jugadores y por qué no fichó a Neymar

El ex director deportivo del Barcelona ha confesado los secretos de cuando estuvo en el club

FILE PHOTO: Barcelona defender Abidal embraces teammate Messi after a goal against Atletico Madrid during their Spanish first division soccer match in Barcelona
Abidal y Messi, cuando eran compañeros en el BarcelonaGustau NacarinoReuters

Abidal salió del Barcelona después de una época turbulenta en el que le pasó de todo. Ahora ha hablado en The Telegraph y ha explicado muchas de las cuestiones que sucedieron. Una de ellas fue la bronca con MessiMessi me habló personalmente. Tuvimos una conversación fuerte, pero puedo aceptarla. No hay problema porque hay que ser transparente. Estaba muy cómodo porque era el único jugador que me hablaba así, el único. Respeto eso. También entiendo que era el capitán y quería defender a la plantilla, pero nunca dije que me pidiera echar al entrenador. Nunca”, ha asegurado. Dice que eso no afecta a su relación habitual: “No tengo nada que arreglar con Messi, nuestra relación no ha cambiado para mí. Desde su punto de vista no lo sé, pero la situación se acabó. Hemos intercambiado muchos mensajes y él sabe lo que pienso. No quiero convertir una pequeña situación en algo más grande y poner a todo el club en problemas”.

Abidal dijo que los jugadores deberían entrenar más: “Creo que estaba en lo cierto. Necesitaban entrenar más duro. Guardiola te decía que si querías lo mejor tenías que entrenar como los mejores. Que lo ganarías todo si hacías todo el trabajo durante la semana. Eso fue lo que dije, no que los jugadores quisieran deshacerse del entrenador”.

Y ha contado qué sucedió con Neymar y su no fichaje: “Diez días antes del cierre de mercado, fui a París para hablar con Leonardo junto al CEO del Barcelona. Hablamos de Neymar. Si vino el CEO es porque podíamos ficharlo. Si no, hubiéramos fichado a Griezmann antes. Creo al 100% que podríamos haber vuelto a fichar a Neymar porque necesitábamos un extremo y él era increíble. No se trata de quién es mejor, era la posición que necesitábamos. El equipo necesitaba un extremo de verdad. El presidente decidió fichar a Griezmann”.

Tampoco fichó a Pochettino para el banquillo, aunque es el que quería: “Dije que tenía que traer al mejor entrenador del mercado. No estoy aquí por política aunque él estuviera antes en el Espanyol. Quería al mejor y él era uno de los mejores. Era el mejor entrenador para nuestra situación, con un proyecto real. Sabía que había un problema de política porque le di mi argumento a la directiva y las respuestas estaban centradas en el Espanyol y no en la parte técnica. Lo que dijo de que se iría antes a Argentina que entrenar al Barça fue un problema de ego para algunas personas que dijeron que no estaba respetando al club”.