Gran pelea entre los Lakers y los Raptors: todo empezó con una llave de lucha libre...

El conjunto angelino se llevó el partido por 110 a 101. Marc Gasol aportó 13 puntos y 9 rebotes

La tángana en el partido entre los Lakers y los Raptors
La tángana en el partido entre los Lakers y los RaptorsChris O'Meara

Los Lakers derrotaron a los Raptors (110-101) en un partido caliente, con una gran tangana, aunque los ánimos se calmaron a tiempo y no se llegó a más. Todo empezó con un contragolpe que Anunoby, el alero de los Raptors, iba a resolver con facilidad. Era una canasta cómodo y para impedirlo Schreder le hizo una falta clarísima. Los dos jugadores quedaron enganchados y el del equipo canadiense levantó por lo aires al del conjunto angelino, como si se tratara de una pelea de lucha libre. El jugador alemán de los Lakers se levantó y su compañero Montrezl Harrell llegó corriendo y dando empujones. Era el que estaba más caliente y terminó expulsado. Se pudo liar más gorda, pero en la montonera de jugadores se fueron tranquilizando y ahí quedó el incidente. Afortunadamente, ninguno sacó el puño a pasear.

La pelea llegó cuando quedaban algo más de dos minutos para el final del primer cuarto. Después, los Angeles Lakers se olvidaron de las dudas y las bajas y aplastaron a los Raptors . El marcador resultó engañoso, ya que los Lakers ganaban por 34 puntos en el segundo cuarto, entraron al último parcial con 20 puntos de ventaja, y sólo en los ‘minutos de la basura’ Pascal Siakam salvó el honor de los de Toronto sin que peligrara la victoria visitante.

Como complemento al show de los Lakers desde el perímetro (13 triples al descanso), Gasol no mostró compasión por sus excompañeros de los Raptors, con los que ganó el anillo de la NBA en 2018-2019, y sumó 13 puntos (su anotación más alta de la temporada), 9 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones frente a 5 pérdidas en 28 minutos. Gasol volvió a salir de pívot titular, ante la ausencia del lesionado Andre Drummond, y fue la única referencia interior de los angelinos después de la expulsión de Montrezl Harrell.

La contundente victoria de este martes permitió tomar aire a los Lakers, que con sus tres estrellas de baja (LeBron James, Anthony Davis y Andre Drummond) se ha mostrado como un equipo muy irregular. El triunfo sobre los Raptors fue posiblemente su mejor partido sin James y Davis, pero el anterior encuentro, la dura derrota ante Los Angeles Clippers del domingo (104-86), se saldó con su anotación más baja en lo que va de temporada.

Los de púrpura y oro tienen ahora 32 victorias y 19 derrotas y siguen en la pelea por la cuarta plaza de la Conferencia Oeste ante los Denver Nuggets.