Fútbol

Ansu Fati, once minutos para ser español

El futbolista del Barça entró en el 79´y a punto estuvo de provocar un penalti y anotar el tercer gol de España

Ansu Fati debuta con la sub-21
Ansu Fati debuta con la sub-21

Le costará mucho a Ansu Fati olvidar la tarde del 15 de octubre de 2019. El alumno aventajado de La Masía se convirtió en el segundo jugador más joven de la historia en debutar con la sub´21 y, por si esto no fuera suficiente para un chico de sólo 16 años, el futbolista del Barça conoció horas antes de saltar al césped que se había colado entre los veinte finalistas al «Golden Boy», premio que destaca a los mejores jugadores sub´21 del planeta. ¡Vaya día!. Pero vayamos por partes.

Disputaba la selección de Luis de la Fuente el tercer partido de la fase de clasificación para el Europeo de 2021 y el protagonista no era otro que Ansu Fati. Daban igual, entre comillas, los goles de Aitor Buñuel y Marc Cucurella, que dieron a España el liderato del grupo después del triunfo por 0-2 ante Montenegro . Todos los focos apuntaban hacia una misma dirección: Ansu.

Nadie quiso perderse el estreno de la joven perla del Barça que esperaba impaciente en el banquillo que el seleccionador pronunciara su nombre. El riojano lo hizo a poco más de diez minutos para el final y por fin vimos la imagen que tanto estábamos esperando. No fue con la elástica roja, ésa la lucieron los montenegrinos, pero con la blanca Ansu ya luce el escudo de España.

Como uno más. Así llegó Ansu Fati al Gradski Stadion de Berane. Sabía el delantero del Barça que su momento aguardaba desde el banquillo y los aficionados no podían estar más contentos. Los niños no le quitaban ojo. Era él, sí, debieron de pensar algunos de los que tuvieron la fortuna de llevarse a casa una foto con el futbolista de moda, que no dudó en acercarse a los más pequeños cuando terminó sus ejercicios de estiramiento durante el descanso.

Tras el parón tocaba volver al banquillo donde Ansu se lo pasó en grande celebrando el primer gol de Buñuel. Pero su lugar era otro y después de veinte minutos calentando y de ver desde la banda el gol de su amigo Cucurella, había llegado su hora. Con gesto cariñoso y con una palmadita en la espalda, de la Fuente le dio las últimas instrucciones y en el minuto 79 y con el dorsal «11» a la espalda Ansu hizo su debut con España.

Atrevido y pidiendo el balón, así se pasó los poco más de once minutos que estuvo sobre el césped el futbolista de origen guineano. A Ansu no le puede la presión, ya lo ha demostrado en Can Barça y con la camiseta de España le sigue sobrando desparpajo. En velocidad, al primer toque, Ansu lo intentó de todas las maneras. No tuvo mucho tiempo para dejar muchos detalles sobre el césped, pero ya avisó en la previa el seleccionador: «Ansu está tocado por una varita» y por eso en el último suspiro de partido puvo provocar un penalti y tuvo el tercero en sus botas. Lástima que Dukic despejara con el cuerpo el disparo del azulgrana porque ya habría sido una puesta en escena para enmarcar.

Con el pitido final Ansu abandonó el terreno de juego con varios rivales pidiéndole la camiseta. Pero la del debut tiene un olor especial y Ansu seguro que ya le tiene un espacio asignado.El niño que se ha colado en el «Golden Boy» sin estar antes en la prelista de 40 jugadores, abandonó el estadio con un capítulo más que añadir a su alucinante y precoz historia.