Deportes

Así ha sido el regreso de Llull con la selección dos años después de su lesión

El 9 de agosto de 2017 Sergio Llull cayó en desgracia. En un partido amistoso con la selección ante Bélgica, preparando el Eurobasket, intentó hacer un cambio de dirección y ahí se quedó. Tirado en el suelo, gritando, llorando. Se temía lo peor y así fue: el ligamento cruzado anterior de su pierna derecha estaba roto. Por delante le quedaba una dura recuperación y como en 2018 no había torneo de selecciones, hasta ayer no ha podido volver a jugar un partido a las órdenes de Scariolo. 723 días han pasado, pero Llull ya está de nuevo vestido de rojo. Eso sí, le queda seguir recuperando la confianza que había perdido los últimos meses con el Real Madrid. «La lesión está olvidada», remarca él. Lo único que queda de ella son unas diminutas cicatrices en la articulación. España necesita al mejor Llull porque con él las opciones de hacer algo importante en el Mundial aumentan.

Publicidad

Para volver a jugar con el Real Madrid, el mallorquín necesitó ocho meses y dos semanas de trabajo y más trabajo. Sesiones de piscina, de rehabilitación, de volver a aprender a andar, a correr... El proceso es lento, pero fue superando fases con la música de Izal o de Sidecars de fondo. Volvió a ganar con su equipo.

Ahora ha vuelto con la selección y Scariolo no esperó para ponerlo de titular. En el primer partido de preparación para China ante Lituania (ganó España por 78-70) compartió equipo con Ricky, los hermanos Hernangómez y Claver. No tardó en probar una de sus «mandarinas» desde casi nueve metros, que no anotó, lo que le hizo ser algo tímido durante un rato, al menos en los lanzamientos. Sí dio dos buenas asistencias, pero su otro intento, una entrada a canasta, también se quedó lejos de la meta.

Jugó ocho minutos y medio al comienzo y unos segundos en el final de la primera parte, haciendo más labores de escolta. Después, entró cuando faltaban 3:49 para que acabara el tercer cuarto y actuó de base. Estuvo bien en el movimiento del balón, pero los lanzamientos se le seguían resistiendo. Tuvo que esperar al arranque del último periodo para estrenarse con una bandeja fácil después de robar el balón. Y después de ella, el triple, al sexto intento. Scariolo ya le dio descanso el resto del encuentro.

Llull necesita rodaje y el equipo también, pese a que ante Lituania mostró un buen tono. Faltan jugadores como Pau y ayer tampoco estaban Marc y Rudy, que sí se unirán al grupo. Ricky Rubio y Willy Hernangómez fueron los mejores del triunfo.

Publicidad

Ficha:

78 España: Rubio (21), Llull (5), Claver (1), Juancho (5) y Willy Hernangómez (23) –quinteto inicial–, Colom (3), Jaime Fernández (-), Ribas (2), Diop (8), Sastre (-), Oriola (3), Beirán (5) y Rabaseda (2). Scariolo (E)

Publicidad

70 Lituania: Lekavicius (10), Grigonis (5), Maciulis (6), Kuzminskas (8) y Geben (9) –quinteto inicial–, Juskevicius (-), Echodas (4), Masiulis (2), Bendzius (3), Giedraitis (8), Janavicius (4), Ulanovas (3) y Butkevicius (8). Kazlauskas (E)