Así ve Adrià Arnaus a Tiger Woods y Jon Rahm

El golfista español compite a partir de mañana en el Turkish Airlines Open. «Quiero dominar el golf mundial», asegura

En el hoyo 18 del Turkish Airlines Open, Adrià Arnaus (25 años, Barcelona y 107 del mundo) sonríe. El golfista catalán disputa desde hoy el torneo turco y repasa cómo ha sido su segunda temporada como profesional antes de ir en busca de una peluquería.

–Turquía, Sudáfrica y Abu Dabi para acabar el año...

–Sí, casi la vuelta al mundo. Van a ser semanas intensas en campos aparentemente exigentes. Estoy con ganas de este reto para intentar hacerlo lo mejor posible, darme opciones de ahí arriba y conseguir grandes cosas. Llego con mucha ilusión, con muchas ganas e intentando estar lo más fresco posible dentro de lo que cabe. No dejan de ser los últimos torneos. Ya llevas toda la temporada a tus espaldas.

–Para muchos usted debe ser el dominador del golf en España los próximos años...

–Sí, sí. Esperemos que no sólo sea el golf en España. Que sea también el gol mundial. Día a día intento ser mejor, dar mi mejor versión para intentar, poco a poco, hacerme un hueco entre los mejores. Esto acaba de empezar y aún me queda bastante para poder ir jugando mejor y más consistente. El caso de Jon es de admirar. Hacerse un hueco en el top ten mundial desde hace bastante tiempo no es fácil. Es una pasada y me alegro por él. Todas las veces que estamos juntos intento aprender de él. A ver si podemos acompañarle pronto.

–¿Cómo es Rahm fuera de los hoyos?

–Es muy cercano y amigo de sus amigos. Nació un mes después que yo, así que hemos crecido juntos. Hemos compartido equipos nacionales, viajes por Europa y hemos ganado torneos por España juntos. Nos unen bastantes cosas.

–¿Cómo es competir con una leyenda como Tiger Woods?

–Se hace un poco raro porque estás acostumbrado a verlo por la tele y cuando lo tienes ahí al lado dices: «Ostras, qué lujo poderle tenerle cerca». Pero cuando te das cuenta de eso sigues a tu rollo porque al final es un jugador más.

–¿Ha sacrificado muchas cosas por llegar a la élite?

–Depende de cómo lo mires. Creo que si lo haces todo disfrutando no hay sacrificio. Yo disfruto yendo al gimnasio, entrenando y jugando. No me importa cuántas horas esté en el campo de golf.

–¿Qué papel juega la mente?

–El tema mental es lo que te da un plus. Muchas veces piensas que lo estás haciendo todo bien, pero las cosas no acaban de salir. Si mejoras un poco mentalmente tu estado en el campo mejorará.

–En su bolsa de palos lleva un peluche del Barça, ¿es muy de amuletos?

–(Risas). No especialmente. Mi novia me lo dio. Ella es muy del Barça y gracias a ella me estoy aficionando mucho al fútbol. También lo llevo para recordar que está ahí dándome su apoyo.

–Aseguran que es muy metódico...

–Sí, sin duda. Me gustan los números. Soy bastante de estadísticas, de hacer ejercicios basados en mi rendimiento en el campo. Al final todo es estadística. Cada golpe que pego tengo ahí mis dos o tres parámetros que analizo y al final lo apunto. Luego se me olvida, pero tengo mi tabla de Excel que me dice dónde puedo ser mejor comparado con la otra gente y luego lo trabajo.

–¿Qué planes tiene para la próxima temporada?

–Tendré seis semanas de relax para prepararme en el estreno en Abu Dabi en la segunda semana de enero. Este año he aprendido muchas cosas y ahora se trata de ir a más.