63-76. El Barcelona naufraga en el Palau y deberá remar en Grecia

El Olympiacos dio un recital de intensidad en el Palau Blaugrana (63-76) para igualar a uno la serie de los cuartos de Final de la Euroliga, un resultado que obliga al Barcelona a ganar uno de los dos próximos partidos en Grecia, si quiere seguir vivo en su lucha por conseguir el pase a la Final Four de Madrid.

Los azulgrana, negados desde la línea de 6,75 (6 de 20), perdieron merecidamente el factor pista en un duelo que el equipo griego controló de principio a fin con una brillante actuación de Vassilis Spanoulis en la dirección -autor de 16 puntos- y un combativo Georgios Printezis en la pintura (22 puntos y 9 rebotes).

Aprendió Sfairopoulos de la derrota del miércoles y esta vez sí que supo imponer el ritmo tosco que quería. Reinaron las posesiones largas y las defensas intensas de los griegos que, a diferencia del primer partido, controlaron el rebote defensivo y sumaron unos buenos registros desde 6,75 (13 de 27).

Fue un recital de desgaste físico y psicológico por parte de los visitantes. Prueba de ello es que en los primeros diez minutos los azulgrana completaron unas cifras paupérrimas en lanzamientos de campo -1 de 7 en canastas de dos puntos y 1 de 4 desde la línea de 6,75- y se mantuvieron a flote gracias a los cinco puntos conseguidos desde la línea de tiros libres.

Mandaba en la pintura los interiores atléticos de Olympiacos y, gracias a su incansable trabajo, suplían la diferencia de centímetros con las torres del equipo entrenado por Pascual.

Pese a ello, la desventaja azulgrana tras los primeros diez minutos era salvable (10-15). El bloqueo mental de los azulgrana se acentuó aun más tras dos triples de Spanoulis y Lafayette y dos canastas de garra de Printezis y Hunter con las que el Olympiacos logró una máxima renta de quince puntos en el segundo periodo.

Desquiciado por el juego al borde de la falta de los griegos y la permisividad arbitral en los contactos, Navarro -máximo anotador de los azulgrana con 16 puntos- lideró a los suyos cuando su equipo se encontraba al borde del K.O. Dos triples del capitán dieron algo de aire a su equipo al que, sin embargo, le costaba frenar la clase de Spanoulis en la dirección y la garra de Printezis bajo los aros.

El vigente campeón de la Liga Endesa afrontaba la segunda parte del duelo con una desventaja de diez puntos (25-35). Le tocaba remar a contracorriente. Las sensaciones mejoraron y, de buenas a primeras, endosaron un parcial de 6-0 (31-35).

Los griegos se quitaron la presión gracias a dos canastas consecutivas de un inconmensurable Printezis, mientras que el Barcelona buscaba descaradamente a un gris Ante Tomic en la pintura, que sin embargo acabó con unos valores destacables (14 puntos y 14 rebotes).

Parecía que el partido se ajustaba, pero el Olympiacos volvió a coger una cómoda renta. Esta vez fue gracias a los triples. Anotó dos consecutivos Spanoulis. Printezis y Lojeski se sumaban a la fiesta exterior del base heleno y dejaban a los azulgrana, bloqueados de nuevo en ataque, al borde de la derrota a diez minutos del final (45-56).

No consiguió frenar la sangría Xavi Pascual. Sus jugadores estaban fuera del partido, a pesar de la tímida reacción de Hezonja y Huertas.

Por su parte, los griegos, frescos y con confianza desde el exterior, endosaron un parcial de 0 a 8 y, gracias a dos triples de Mantzaris y a otra canasta de Printezis, conseguían una máxima renta de dieciocho puntos (50-68) a seis minutos del final.

El partido estaba visto para sentencia y al Barcelona solo le quedaba acabar la catástrofe con mejores sensaciones. Pero los de Pascual bajaron los brazos y acabaron con una desventaja de trece puntos.

El Barcelona deberá ganar un partido en Atenas, si quiere estar en Madrid. Una hazaña difícil pero no imposible. La duda está en saber si los de Pascual reaccionan tras este duro golpe en el Palau Blaugrana, donde en la presente Euroliga solo había conseguido ganar el Fenerbahce turco en la primera fase.

-Ficha técnica:

63 - FC Barcelona (10+15+20+18): Satoransky (8), Navarro (16), Thomas (1), Doellman (2), Tomic (14) -cinco inicial-, Huertas (6), Hezonja (3), Abrines (-), Pleiss (4), Thomas (1), Jackson (3), Lampe (6) y Nachbar (14).

76 - Olympiacos (15+20+21+20): Spanoulis (16), Mantzaris (12), Printezis (22), Dunston (4), Darden (-) -cinco inicial- Hunter (8), Papapetrou (-), Sloukas (2), Agravanis (-), Lafayette (3) y Lojeski (9).

Árbitros: Lottermoser (ALE), Sahin (ITA) y Nuran (TUR). Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido de los cuartos de final de la Euroliga disputado en el Palau Blaugrana ante 6.175 espectadores.