Baloncesto

85-82. Colom rescata a España ante Letonia

Cuatro puntos del base en los últimos 12 segundos permitieron a la Selección derrotar a Letonia, salir viva de un final caótico y situarse a un triunfo del Mundial

El ala-pívot de la selección de baloncesto de España, Pierre Oriola y el base de Letonia, Janis Strelnieks, durante el partido clasificatorio para la Copa del Mundo FIBA entre España y Letonia / Efe
El ala-pívot de la selección de baloncesto de España, Pierre Oriola y el base de Letonia, Janis Strelnieks, durante el partido clasificatorio para la Copa del Mundo FIBA entre España y Letonia / Efe

Cuatro puntos del base en los últimos 12 segundos permitieron a la Selección derrotar a Letonia, salir viva de un final caótico y situarse a un triunfo del Mundial

La vida a veces es justa. Y con Quino Colom lo fue en el partido en el que España se impuso a Letonia. La victoria sitúa a la Selección muy cerca del Mundial de China 2019. Una victoria en las cuatro jornadas restantes debería bastar para que España terminara la segunda fase entre los tres primeros del Grupo I y lograra el pasaporte mundialista. Y eso que los de Scariolo, después de 25 minutos sobresalientes, estuvieron cerca de estropearlo en tres minutos finales caóticos que permitieron a Letonia ponerse por delante con 12 segundos por jugar. Colom evitó lo que podía haber sido un batacazo notable y permitió a Scariolo irse tranquilo camino de Toronto.

La relación de Quino Colom con la Selección podía ser mucho más extensa y haber comenzado mucho antes si en su posición, la de base, España no hubiera tenido un superávit de talento en los últimos diez años. El andorrano emigró a Rusia en 2015 y allí se ha convertido en un jugador de nivel Euroliga. Antes fue un trotamundos del baloncesto español y en el Unics Kazán explotó. Esta temporada ha emigrado a Turquía y con la aparición de las Ventanas FIBA se ha convertido en el líder de la Selección. Colom es el máximo anotador de la Selección en esta etapa, el mejor pasador, el que más minutos juega, el alma del equipo en la pista y ante Letonia, en el regreso de la Selección a Madrid, lo ratificó. Fue en un final de partido innecesariamente apretado. Porque España dominó a los bálticos con autoridad durante más de medio choque. Las diferencias llegaron a rozar la veintena. Alcanzado el último tramo, a tres minutos de la conclusión, todavía eran diez los puntos de ventaja, pero... España se dejó llevar, el caos se adueñó del equipo y los letones no dejaron de creer. Un par de regalos en dos posesiones consecutivas en el

último minuto derivaron en un final inesperado y agónico. La primera pérdida fue del Chacho; la segunda, de Colom. Letonia aprovechó los obsequios y se encontró con que mandaba por 81-82 con un suspiro por jugar. No hubo tiempo muerto y el balón fue directamente al líder, a Quino Colom. El base, como tantas otras veces en los últimos siete partidos, decidió penetrar. Se encontró con tres defensores letones, se adentró en la zona y ante las dificultades apostó por una acción a aro pasado. En el más difícil todavía devolvió el control a España, pero quedaba tiempo para, al menos, una acción. Letonia se precipitó con un envió muy largo que derivó en una falta de ataque de Lomazs al «Chacho». Scariolo retiró al tinerfeño y los dos tiros libres de Colom certificaron la victoria de España.

En los mejores momentos de la Selección, el base encontró la ayuda inicial de Jaime Fernández, la intendencia de Javi Beirán y el trabajo constante de Oriola. El pívot azulgrana, con 15 puntos y 11 rebotes, puede ser un jugador determinante en las Ventanas. La lástima es que en las próximas no estará por jugar en un equipo de la Euroliga. Oriola fue una pesadilla para los interiores letones y contrarrestó el agujero que provocó de salida Meiers. Y es que los bálticos se agarraron durante muchos minutos al pívot. Timma y Strelnieks tomaron el relevo. Entre los tres –58 puntos de los 82 de Letonia– se las ingeniaron para cerrar el socavón del tercer cuarto (60-42) y empezar a remar para meter a España en problemas. Los buenos minutos de Beirán no evitaron una crisis colectiva de lo que no escapó nadie. Con Pedro Sánchez en el palco y todo el pabellón al borde de un ataque de nervios., la Selección fue capaz de superar una situación crítica. La derrota significaba complicarse el futuro; la victoria deja a la Selección a las puertas del Mundial. Colom, el gran referente del equipo en las Ventanas, fue el héroe.

Ficha técnica

85. España (26+25+16+18): Colom (18), Fernández (9), Paulí (3), Aguilar (4) Y Saiz (7) -equipo inicial- Beirán (14), Diop (2), Oriola (15), Rodríguez (6), Sastre (4), Díaz (0) y Yusta (3).

82. Letonia (20+17+19+26): Silins (2), Timma (18), Strelnieks (22), Ate (5) Y Meiers (16) -equipo inicial-, Blums (0), Lomazs (6), Vecvagars (0), Skele (7), Grazulis y Zakis (6).

Árbitros: Poursanidis (Gre), Aleksandar Glisic (Ser) y Sergei Beliakov (Rus). Eliminados Diop y Meiers por cinco faltas.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo I de la segunda ronda de la fase de clasificación para el Mundial de China 2019 disputado en el Palacio de los Deportes de Madrid (Wizink Center) ante 7.900 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Martín Caño, recientemente fallecido, presidente de la federación de baloncesto de Madrid y vicepresidente de la española. En el descanso se homenajeó a Juan Carlos Navarro, Alex Mumbrú y Albert Miralles tras su retirada al finalizar la temporada pasada. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenció el partido desde el palco.