La «Final Four», un poco más cerca

El ala pívot italiano del Real Madrid Andrés Nocioni (c), junto a su compañero, Rudy Fernández
El ala pívot italiano del Real Madrid Andrés Nocioni (c), junto a su compañero, Rudy Fernández

El Madrid venció al Maccabi (86-75) y se aseguró el factor cancha para el cruce de cuartos. Si no cae por más de 24 puntos la próxima semana en el Palau será primero.

El Real Madrid se jugará el pasaporte para la «Final Four» en su pista. La victoria ante el Maccabi garantiza para los de Pablo Laso una de las dos primeras plazas del grupo y el factor cancha para el cruce de cuartos. Contando con que el equipo blanco ganará en la última jornada al Zalgiris en Madrid, bastará para ser primero con que no caiga por más de 24 puntos la próxima semana en el Palau. Lo que suceda ante el Barça tiene mucha importancia. Ser primero equivale a medirse en el cruce al Anadolu Efes o al Laboral Kutxa. Ser segundo supone toparse con

Fenerbahçe, CSKA y Olympiacos. La diferencia entre las dos vías es abismal. Los recuerdos más recientes ante el Maccabi remitían a dos derrotas. En el vestuario nadie ha olvidado lo que sucedió ante los macabeos en la pasada final de Milán. Nada que ver con el tropiezo en la primera vuelta del «Top 16», que fue poco más que una anécdota. Laso apostó por atacar el arma más dañina de los israelíes. El Madrid decidió que para minar a Schortsianitis había que hacerle trabajar en defensa. La mole se encontró con dos faltas en tres minutos con lo que Reyes y Ayón vieron el camino despejado. Sin el pívot griego, el Madrid controló con relativa comodidad. Sin una actuación brillante en ningún momento estuvo lejos de tener dificultades. El equipo incluso fue capaz de sobreponerse a un segundo cuarto nefasto en el que dilapidó casi toda la ventaja que se había trabajado en los minutos anteriores. El arranque de Carroll en el tercer periodo sirvió para catapultar definitivamente al Madrid. En apenas 2:30, el escolta anotó nueve puntos y las diferencias se fueron por encima de los diez puntos para moverse en esas cifras en lo que restaba de partido. Schortsianitis siguió sin aparecer y el Maccabi demostró que lejos de Tel Aviv es un equipo que no mete miedo. En el Madrid estuvieron los de siempre. Felipe Reyes (16 puntos y 9 rebotes) volvió a ser el mejor, Llull, Rudy y Ayón aparecieron de forma intermitente para que el Maccabi nunca fuese una amenaza real.

Ficha técnica

86. Real Madrid (27+19+20+20): Llull (11), Carroll (18), Rudy (9), Reyes (16) y Ayón (11) –quinteto titular– Rodríguez (4), Nocioni (6), Rivers (0), Bourousis (2), Maciulis (6) y Slaughter (3).

75. Maccabi (13+27+14+21): Pargo (14), Smith (12), Randle (17), Linhart (3) y Schortsianitis (3) –quinteto titular– Tyus (6), Ohayon (0), Haynes (6), Alexander (12) y Cohen (2).

Árbitros: Christodoulou (Gre), Ankrali (Tur) y Boltauzer (Esl). Sin eliminados. Señalaron faltas técnicas a Sergio Rodríguez y Ayón.

Incidencias: 12.183 espectadores en el Barclaycard Center. Encuentro correspondiente a la décimo segunda jornada del «Top 16».