Baloncesto

Antetokounmpo hace historia y a los Bucks, campeones

Milwaukee se impuso (105-98) en el sexto partido de las Finales a los Suns para ganar el anillo. El alero griego, elegido MVP, cuajó una actuación legendaria: 50 puntos, 14 rebotes y 5 tapones

Giannis Antetokounmpo fue imparable para la defensa de los Suns
Giannis Antetokounmpo fue imparable para la defensa de los SunsPaul SancyaAP

Giannis Antetokounmpo ya es campeón de la NBA. La histórica actuación del alero griego permitió a los Bucks imponerse en el sexto partido de las Finales (105-98) y cerrar la serie (4-2) ante los Suns de Phoenix. La franquicia de Milwaukee suma el segundo título de su historia 50 años después de que Lew Alcindor -luego Kareem Abdul Jabbar- y Oscar Robertson protagonizaran el primero. Antetokounmpo cuajó un partido monumental. Nunca en las Finales se vio una actuación como la suya: 50 puntos (17/19 en tiros libres), 14 rebotes, 5 tapones y 2 asistencias en 42:17.

Los Bucks superaron antes un pésimo arranque. Cuando se quitaron los nervios de encima, se olvidaron de los 60.000 aficionados que estaban en los alrededores del Fiserv Forum y jugaron con tres hombres altos (Antetokounmpo-Portis-López), se escaparon. Fue un despegue basado en la constante presencia del alero griego en ambos lados de la pista y la salida del banquillo de Bobby Portis. El ex compañero y agresor de Niko Mirotic en los Chicago Bulls fue un factor desequilibrante para que los Bucks se fugaran (29-16). Los Suns se agarraron a las Finales gracias a sus “bajitos”. Payne surgió cuando nadie lo hacía y Chris Paul tomó el relevó para protagonizar un parcial de 13-31 en el segundo cuarto que dio el control (42-47) al equipo de Arizona.

Antetokounmpo se había quedado solo antes del descanso. Anotó siete puntos y el resto del equipo se quedó en seis en el segundo cuarto. El griego asumió todavía más responsabilidad en la reanudación. Fue una trituradora en la zona de los Suns. Se fue hasta los 20 puntos en el tercer periodo -algo que no se lograba desde que lo hiciera Michael Jordan en 1993 precisamente ante los Suns- y con un sorprendente 12/13 en tiros libres cuando no llegaba al 60 por ciento en las Finales. Pero al mónologo de Giannis respondieron los Suns con un juego más coral. Suficiente para alcanzar el último cuarto con todo por decidir (77-77).

La tregua en el banquillo no frenó la racha de Antetokounmpo. Monty Williams trató de frenarle con Ayton, con Kaminsky, con Crowder... no hubo manera. Siguió anotando, reboteando y taponando, pero la escapada no era definitiva. Los Bucks mandaban. Los Suns no se rendían y así se entró en el tramo final (98-92 a 3:00). Apareció Middleton para echar una mano al líder y los Suns tuvieron que rendirse.

Antetokounmpo, como no podía ser de otra forma, fue elegido MVP. “Hace dos años me metí en la cabeza ser el mejor de la liga, hacer todo lo posible para que mi equipo ganara. Todo lo que he hecho en la cancha ha sido pensando en mi padre. Me motivó y empujó a jugar más fuerte, por encima del dolor, y a presentarme a jugar, aunque no estuviera preparado. Y mi madre Verónica es mi auténtica heroína. Siempre se dedicó a todos los hermanos, vio nuestro futuro. Creyó en nosotros y siempre estuvo ahí”, aseguró el jugador más determinante de las Finales.

88. Milwaukee Bucks (29+13+35+28): Holiday (12), Middleton (17), Tucker (0), Antetokounmpo (50) y López (10) -quinteto titular- Connaughton (0), Portis (16) y Teague (0).

88. Phoenix Suns (16+31+30+21): Paul (26), Booker (19), Crowder (15), Bridges (7) y Ayton (12) -quinteto titular- Kaminsky (6), Johnson (3), Payne (10) y Craig (0).

Árbitros: Foster, Lewis y Roberts. Sin eliminados. Técnica a Portis.

Incidencias: 17.500 espectadores en el Fiserv Forum de Milwaukee. Sexto partido correspondiente a las Finales de la NBA.