Belmonte regresa a casa cargada de medallas tras otro atracón

La nadadora española Mireia Belmonte, con cuatro oros tras su participación en el europeo de Herning (Dinamarca), ha aterrizado esta noche en Barcelona, contenta y satisfecha tras un campeonato que ha sido la guinda a un 2013 excepcional, con una treintena de metales.

"Ya ni cuento las medallas. No sé cuántas llevo", ha dicho una satisfecha Belmonte, que ha sido recibida en El Prat por amigos y su padre, que portaba una botella de cava para celebrar el momento.

Con sus nuevas medallas colgadas en el cuello, la catalana ha dicho que todo lo que ha conseguido este año ha sido "con mucho esfuerzo", y que no se quiere marcar ninguna meta, sólo "acabar el año".