Asensio y James debieron jugar más

La Razón
La RazónLa Razón

En el último suspiro Messi decidió. Ahí faltó la experiencia que siempre tiene el Real Madrid en los instantes finales. Marco Asensio revolucionó el partido y James salió y marcó un gol que pudo valer una Liga. Los dos zurdos de oro debieron tener más minutos por delante de Bale, que no estaba a punto del todo. En el debe del árbitro, ese penalti del minuto inicial a Cristiano que no se portó. Ojo porque al Madrid le queda una bala, la del partido pendiente en Vigo.

Penalti a Cristiano

El Madrid empezó fenomenal, llevando la iniciativa del juego y creando peligro ante Ter Stegen. Y en el primer minuto hay un penalti claro de Umtiti a Cristiano que el colegiado vio perfectamente, porque le pilló a cinco metros de la jugada. Igual le pareció demasiado pronto, pero los penaltis o lo son o no lo son sin importar el minuto. Mal ahí Hernández Hernández. El Madrid mantuvo varios minutos más de dominio su presión y un centro de Marcelo, lo remató Ramos en posición correcta al palo y Casemiro remachó. Ese 1-0 era justo, pero...

La bala de Vigo

El Barça reaccionó y una gran jugada de Messi, haciendo la pared al borde del área eludiendo a Carvajal, le permitió empatar. En la segunda parte, Asensio y James, brillantes, pudieron dejar la Liga casi resuelta, pero la expulsión de Ramos lastró al Real y Messi apareció. Hay Liga, pero esa bala del Madrid puede ser decisiva.