Con Messi... Hay Liga

La Razón
La RazónLa Razón

Se la jugaba tras varios partidos sin responder, sabía que el Bernabéu era el mejor escenario para armar el lío. Y vaya si lo hizo. Fue el protagonista, dio un paso al frente y demostró que este Barça sigue dependiendo de él. Puso la magia y mostró al mundo que seguramente el Madrid tenga la plantilla más completa, pero el mejor futbolista viste de azulgrana.

Líder sacrificado

Fue fundamental el cambio posicional de Leo. Actuó como un centrocampista más, retrasó su posición y ejerció de organizador dando el último pase y subiendo el balón desde la zona de medios. Pero también finalizando, como en el gol del empate, ¡qué jugada del mejor del mundo! Luis Enrique mostró el camino de lo que tiene que ser el Barça del futuro, con él como líder desde el centro del campo. A Messi se le vio más sacrificado que nunca, incluso herido por el codazo de Marcelo, que habría merecido la expulsión. El diez se reivindicó en casa del eterno rival para todos los que dudaban de él. Sigue siendo el mejor. Marcó el tercero e incendió el Bernabéu.

Portero para rato

Si el Barça acaba ganando el título también deberá agradecerlo a su portero. Ter Stegen volvió a ofrecer un recital. Seguramente en el gol del Madrid su salida es mejorable, pero compensa con todo lo que aportó durante el partido, con sus manos cruciales, pero también jugando con los pies. El portero alemán tiene que ser el pilar, junto a Messi, del Barça de los próximos años.