Deportes

“No sé si mañana voy a estar”, la desgarradora llamada de Tchmil para despedirse de Muuseuw

Johan Muuseuw desveló que su amigo le llamó para decirle que se marchaba a la guerra, pero Tchmil lo desmiente

Andrei Tchmil
Andrei Tchmil FOTO: Instagram

“Sólo quería escucharte, Johan. No sé si estaré aquí mañana o pasado mañana. Te mando tres besos”, le dijo Andrei Tchmil en una llamada a su amigo Johan Muuseuw. “Tuvimos muchas batallas sobre la bicicleta, pero ahora estoy en medio de una guerra. Vivo en la frontera con Ucrania y estoy a 100 kilómetros de donde hay combates. Esta mañana envié a mi esposa y mi hijo de un año a Rumania para mantenerlos a salvo. Yo me quedo aquí para luchar”. Estas desgarradoras palabras son las que escuchó Muuseuw de su antiguo rival, según confesaba en un vídeo publicado en Instagram.

Se me pusieron los pelos de punta. Espero que todo termine y, desde lo más profundo de mi corazón, espero poder seguir hablando con Andrei”, confesaba Muuseuw.

Andrei Tchmil, que ha tenido cinco nacionalidades (soviético, ruso, moldavo, ucraniano y belga) vive ahora en Moldavia, donde tiene una fábrica de bicicletas. Y allí continúa, aunque ha desmentido que vaya a marchar al frente a luchar.

Yo nunca he dicho eso, Johan tiene problemas para entender el italiano”, asegura Tchmil en declaraciones al diario francés “L’Equipe”. “Es una locura. El otro día hablé con Johan Museeuw por teléfono, le conté lo difícil que era la situación en la región. Yo nunca dije eso. Soy una persona pacífica y siempre creo en una solución pacífica a este conflicto. Me afecta personalmente porque tengo parientes, familiares y amigos en Ucrania pero también en Rusia. Al contrario de lo que veo en las redes sociales, no soy ucraniano y no vivo en Ucrania. Soy moldavo y vivo en Chisinau, la capital”, explica Tchmil.

Moldavia es uno de los países que están esforzándose para acoger refugiados de Ucrania, pero la situación no es del todo tranquila en la zona. “Estamos a 75 kilómetros de Transnistria, donde Ucrania tiene un importante aeropuerto militar. Para mí la situación es muy complicada. La frontera está cerca. Lo que pasó en Ucrania está pasando casi aquí, en Moldavia. Moldavia no puede ir a la guerra. No tenemos un ejército y puede que alguien decida tomar Transnistria, que está a tres cuartos de hora de aquí”, explicaba el mismo Tchmil hace unos días en el diario belga “Het Laatste Nieuws”.

Tchmil, que ahora tiene 59 años, fue profesional entre 1990 y 2002, aunque sus mayores éxitos los logró con el maillot del Lotto, con el que corrió entre 1994 y su retirada. Con el equipo belga ganó una Milán-San Remo, una París-Roubaix y un Tour de Flandes.