Fútbol

Cómo el gol de Iniesta unió a Robert Moreno con Luis Enrique

Robert Moreno,  nuevo seleccionador español
Robert Moreno, nuevo seleccionador español

"En el contexto del colegio era bueno jugando, pero cuando salí al mundo federado vi que no era así. Esto me dirigió hacia el mundo del entrenamiento". Con esa naturalidad explica Robert Moreno, el nuevo seleccionador español, a los medios oficiales de la Federación por qué abandonó tan pronto la práctica del fútbol. "Ser mal jugador me hizo entrenador", añade.

Robert se retiró a los 25 años porque se dio cuenta de que ser entrenador "ocupaba demasiado tiempo". Y también por la falta de buenos entrenadores que lo dirigieran. "Si hubiese tenido algún entrenador de más nivel a lo mejor habría podido ser mejor jugador porque eran padres que se metían a entrenarte, y aquello fue uno de los incentivos", explica.

"Para llegar al fútbol profesional entendí que había dos vías, entrenar empezando desde abajo y tener la suerte de que fueran saliendo oportunidades en categorías superiores o entrar por otra vía y luego demostrar las capacidades que tenía", asegura. Y él encontró su oportunidad en el vídeo. "Nadie usaba el vídeo y comprobé que se perdía mucha información en los partidos, así que me especialicé en el análisis de vídeos", dice.

Asegura que su primer recuerdo futbolístico es el 12-1 a Malta. Y la selección vuelve a aparecer en su relación con Luis Enrique. Se enteró de que iba a trabajar con él el día de la final del Mundial de Sudáfrica en 2010. "Media hora antes de comenzar la final me llamó Joan Barbará [segundo en el Barça Atlétic con Luis Enrique] y me dijo que Luis estaba buscando analistas nuevos. Entre esa información y ver a España campeona del mundo esa noche no dormí", reconoce. "Al día siguiente estaba trabajando en La Caixa y recibí una llamada de Luis Enrique. Hablamos 25 minutos y me dijo que no necesitaba conocerme y que recibiría una llamada del club, del Barcelona", añade.

Desde ese momento hasta ahora, cuando lo ha sustituido al frente de la selección sus caminos no se habían separado. El fútbol ha marcado toda la vida de Robert Moreno. Incluso gracias a él conoció a su mujer, la hija de unos amigos de sus padres con la que coincidió viendo un Madrid-Barça.