¿Y si Estados Unidos no es favorito para el Mundial de China de baloncesto?

La selección norteamericana más floja de los últimos arranca la preparación para la Copa del Mundo plagada de bajas

Deserción masiva. La selección de Estados Unidos que competirá en el Mundial de China (del 31 de agosto al 15 de septiembre) está muy lejos del Dream Team y de sus mejores versiones. El equipo de las barras y estrellas no pierde un partido oficial desde las semifinales del Mundial de 2006 ante Grecia. Trece años invictos, dos oros mundialistas y tres oros olímpicos, pero... las renuncias por contratos millonarios, paternidades, problemas físicos o edad han convertido al equipo yanqui en mortal.

De los 20 jugadores estadounidenses que participaron en el último Partido de las Estrellas sólo dos, Kemba Walker y Khris Middleton, están en lista que hoy comienza la preparación mundialista en Las Vegas. De los tres mejores quintetos de la Liga sólo hay un representante, Walker. De los cuatro equipos que llegaron a las finales de Conferencia sólo están Middleton y Lowry pese a sus problemas físicos. De la lista inicial de 35 jugadores que planteó el nuevo seleccionador, el mítico técnico de los Spurs Gregg Popovich, sólo sobreviven cinco. De los campeones en los Juegos de Río sólo quedan Kyle Lowry y Harrison Barnes y en Brasil su papel fue residual.

La lista de bajas sufrida por la USA Basketball, la federación estadounidense, es interminable. No están LeBron James, Kawhi Leonard, Stephen Curry, Kevin Durant, Klay Thompson, Draymond Green, Paul George, Russell Westbrook, James Harden, Kyrie Irving, Demare De Rozan, Jimmy Butler, Anthony Davis, LaMarcus Aldridge, Damian Lillard, Kevin Love, Paul Millsap, Eric Gordon, CJ McCollum, Bradley Beal... Tampoco el número uno del último draft, Zion Williamson. Las bajas dan para dos selecciones. Los supervivientes son: Kemba Walker, Kyle Lowry, Harrison Barnes, Jaylen Brown, Khris Middleton, Donovan Mitchell, Marcus Smart, Jayson Tatum, PJ Tucker, Bam Adebayo, Kyle Kuzma, Brook López, Mason Plumlee, Myles Turner y Thaddeus Young. De estos 15 saldrán los doce que defenderán el oro en China.

Sin grandes nombres, el equipo no es que sea precisamente una banda. Hay cuatro miembros de los Boston Celtics, hay mucho físico, intensidad defensiva, versatilidad, tiro exterior, mucha hambre... "En años anteriores ver el Mundial o los Juegos era como una película en la que sabías cuál iba a ser el final, sabías que Estados Unidos iba a ganar. Ahora parece que la película ha cambiado. Es como si ahora fuera una serie de televisión y no supieras qué puede pasar, cualquier cosa puede ocurrir", ha asegurado Ricky Rubio. "Hay muchos países competitivos. Antes estaba alguna generación de Argentina o España que competía con ellos de tú a tú. Ahora hay países que pueden ganar a Estados Unidos y no sólo en la final. Hay muchos equipos que pueden ganar el oro", comenta el base de los Suns e internacional con España. En esa línea del torneo más abierto de los últimos años apunta también Jorge Garbajosa. "Hay nueve o diez selecciones que pueden estar luchando por lo máximo. Estados Unidos, Francia, Serbia, España, Lituania, Argentina, Canadá, Grecia, Australia...", asegura el presidente de la FEB.

Marc Gasol tampoco se fía de los estadounidenses: "Es cierto que tienen bajas, pero cuentan con una gran cantidad de jugadores y todos de calidad". Hace cinco años en el Mundial de España ya hubo quien no confiaba demasiado en Estados Unidos. Que si una selección joven, que si tenían poca experiencia, que si España es superior... y terminaron ganando sus nueve partidos por una diferencia media de 30 puntos. El 16 de agosto en Anaheim (California) la selección de Scariolo examinará a un combinado estadounidense que ya no parece invencible.