El Chiriguito de Pedrerol: Retratados por James

James volvió a marcar ante el Málaga y ya lleva 14 goles oficiales esta temporada
James volvió a marcar ante el Málaga y ya lleva 14 goles oficiales esta temporada

Decían que su fichaje era un capricho y que no haría olvidar a Di María, pero se ha echado el Madrid a la espalda.

James Rodríguez se ha echado el Madrid a la espalda en su primera temporada de blanco. Lo lleva haciendo desde que aterrizó y lo ha vuelto a hacer tras salir de una lesión importante. Tiene una personalidad arrolladora y muy poco habitual. Juega al fútbol como nadie, con calidad e inteligencia. Marca goles. Da asistencias. Su zurda es exquisita. Trabaja con la humildad que exige el Santiago Bernabéu. Y sólo tiene 23 años. Es el presente y el futuro del Real Madrid.

Preguntas sin respuesta

¿Dónde están ahora aquellos que tanto criticaban su fichaje el pasado verano? ¿Dónde se han metido los que machacaron a Florentino Pérez por pagar 80 millones de euros por él? ¿Dónde se encuentran los que dijeron que su contratación era un capricho por sólo dos partidos buenos en el pasado Mundial de Brasil? ¿Dónde se esconden los que le comparaban injustamente con Di María? A todos ellos se los ha llevado el vendaval de fútbol de James.

Mejor que Di María

Se dijo que era un error ficharle para ocupar el puesto de Di María, y el futbolista colombiano no sólo está tapando bocas en el campo con su talento y su esfuerzo en defensa, sino que se le ha visto sonreír más en nueve meses de lo que se le vio al «Fideo» en sus cuatro años como jugador madridista.

Le querían enfrentar a Isco

También aseguraban que Isco iba a sufrir con su llegada. Y dijeron lo mismo tras recuperarse James de su fractura en el pie. Que le iba a oscurecer. Que iba a impedir triunfar al malagueño. Pero son futbolistas distintos. Uno retiene más el balón mientras que el otro es más vertical y tiene más gol. Y ambos son compatibles en una plantilla obligada a tener a los mejores. Por eso, ahora, todos esos apuntan a Bale y se suben al carro de James. Pero la gente tiene memoria.

La hora de la verdad

Llega la hora de la verdad. El Madrid se juega la temporada el miércoles contra el Atlético en la vuelta de «Champions». Palabras mayores. Y los grandes tienen que dar la cara. Cristiano debe estar a la altura. Sergio Ramos tiene que evitar repetir los fallos que ha cometido en los últimos partidos. Casillas debe recuperar la seguridad que no acaba de transmitir en la portería. Y Benzema, el instinto goleador. Es el momento de que los «cracks» del Madrid den un golpe en la mesa.

El Bernabéu cree en él

El colombiano, por supuesto, es otro de esos «cracks». Se lo ha ganado a pulso. Ya es uno de los líderes del equipo. Puede cometer errores, como todos. Pero ya sabemos que no se va a arrugar. Ante el Atlético no estará Modric. No estará Bale. No estará Marcelo. Pero estará James Rodríguez. El Santiago Bernabéu ya le conoce y coreó su nombre por primera vez el sábado. Cree y confía en él. Tócala otra vez, James.