El Chiringuito de Pedrerol: Tranquilidad hasta el 22-M

La consigna en el Madrid es recuperar a Modric y dar un golpe de autoridad ante el Barcelona en el Camp Nou.

El Real Madrid no es el mismo desde el Mundial de Clubes. Aunque intente reaccionar una y otra vez, no puede. Aunque intente dar la cara, se la terminan partiendo. Ha perdido la ilusión y la alegría con la que se proclamó campeón de Europa y del mundo hace muy poco. Ancelotti asume que se ha entrado en una dinámica negativa, un bucle del que es muy difícil salir. Te toca arreglar esto, Carlo. Y arreglarlo rápido.

Equipo de intocables

El entrenador italiano sigue negando que su plantilla atraviese un bache físico. Pero la realidad es que hay jugadores, como Toni Kroos, que no pueden con las botas. El centrocampista alemán lo ha jugado todo y no puede más. Las lesiones también han afectado a su equipo más de la cuenta. James, Modric, Sergio Ramos... demasiadas bajas y pocas rotaciones. Y ahora lo está acusando. Illarramendi no puede resolverte el partido de San Mamés ante el Athletic si no juega nada. No puede sacarte las castañas del fuego un suplente cuando has hecho un equipo de intocables. Eso se paga.

Cristiano sigue triste

El Madrid también está echando de menos los goles de Cristiano Ronaldo. Al Balón de Oro se le ve con ganas. Siempre las tiene. Siempre quiere. Pero también se le ve triste. Gris. Taciturno. Un Cristiano apagado en el campo, que vuelve a los gestos de las malas épocas. Que vuelve a dar órdenes a sus compañeros, pero ofrece muy pocos gritos de ánimo y gestos de cariño.

w Pepe, capitán

En este duro momento que atraviesa el Madrid, me llama la atención Pepe. Una vez más, fue el auténtico capitán del equipo en Bilbao. No se esconde nunca. Manda, corrige, templa, anima a sus compañeros y tira del equipo cuando sufre en el campo. No se escucha a nadie más que a él.

Te toca, Ancelotti

Quien se tiene que hacer oír es Ancelotti. Ha llegado su hora. Cuando todo va bien, es muy fácil dirigir. Pero se le ve sin recursos. Parece superado. Sin respuestas. En el banquillo de San Mamés, era llamativo verle consultar constantemente con Hierro y Paul Clement. Pero es ahora cuando tiene que demostrar lo que vale. En los momentos complicados. Lo ha ganado todo, sí. Incluso él recordó su glorioso pasado. Pero hay que mirar al futuro. A la «Champions» y a la Liga.

Objetivo: tomar el Camp Nou

La consigna en el Madrid es clara: tranquilidad hasta el 22 de marzo. El objetivo es recuperar a Modric, dar un mazazo en el Camp Nou y, si puede ser, que el sorteo de «Champions» dos días antes sea favorable. El club le ha mostrado todo su apoyo, en público y en privado, a Carletto. Pero el partido ante el Barça genera preocupación, porque llega en el peor momento de la temporada. Ese 22-M marcará un antes y un después para el Madrid. O da un golpe de autoridad o la figura de Ancelotti quedará muy tocada.