MENÚ
domingo 21 julio 2019
12:32
Actualizado

El fichaje del Atlético para sustituir la marcha de Rodri al City

  • Llorente
    Llorente

Tiempo de lectura 2 min.

18 de junio de 2019. 22:36h

Comentada
Domingo García 18/6/2019

Más que reforzarse, la preocupación del Atlético es cubrir los huecos que van dejando los futbolistas que anuncian su marcha. El primero fue Lucas Hernández. Después Griezmann. Y ahora es Rodrigo el que ha comunicado su despedida. El mediocentro sólo ha durado una temporada en el equipo rojiblanco y, de la misma manera que sus compañeros, abonará la cláusula de rescisión para poder salir.

El destino del centrocampista internacional es el Manchester City. Guardiola necesita jugadores específicos en esa posición, donde lo rodean muchos mediapuntas reconvertidos. Rodri nunca se ha sentido cómodo del todo con Simeone en el banquillo. El Cholo prefiere un juego más vertical, en principio, aunque ha confiado en el jugador desde el principio. Rodrigo es un caso extraño en la carrera del argentino en el Atlético. Lo habitual es que los nuevos fichajes tarden en hacerse un sitio en la alineación. Le ha sucedido a todos, incluso a Oblak y a Griezmann. Y el último ejemplo ha sido Lemar. Hay futbolistas que tardan en explotar con el Cholo y otros que no explotan nunca. La paciencia no es una de las virtudes del preparador rojiblanco, pero con Rodri no le ha hecho falta ejercitarla. Fue importante desde el principio.

Y su marcha será igual de importante para el club. Dejará setenta millones de euros en la cuenta. Sumados a los 80 de Lucas y a los 96 de Griezmann (la Real cobrará 24 por el francés porque tenía el 20 por ciento de sus derechos), el Atlético cuenta con 246 para reforzarse. Pero si en la delantera el cambio va a ser prácticamente jugador por jugador, en el centro del campo todavía quedará un pequeño superávit con la salida de Rodri.

El sustituto será Marcos Llorente, que nunca ha tenido la confianza de Zidane en el Real Madrid. Solari ha sido el único entrenador que ha contado con él de manera habitual y busca un equipo que le permita seguir en la élite española y seguir compitiendo al máximo nivel en la Liga de Campeones. Su precio estará entre los 40 y los 50 millones de euros. Son las cantidades en las que se mueven los dos clubes, pero no habrá problemas para alcanzar un acuerdo en breve.

Llorente pertenece a una familia con adn madridista. Todos sus tíos –José Luis y Toñín en el baloncesto y Julio en el fútbol, y su tío abuelo Paco Gento– jugaron en el Madrid. Pero su padre, Paco, es el único que ha jugado en el Atlético. Fue, además, el primer futbolista que hizo uso de la cláusula de rescisión fijada en su contrato. 50 millones de pesetas le costó al Real Madrid sacarlo del Atlético. Ahora su hijo puede recorrer el camino inverso por otros cincuenta millones. Pero de euros.

Últimas noticias