El Madrid pasa la pelota a Xabi

Cuando Xabi Alonso volvió a jugar esta temporada, el Madrid redescubrió los pases largos que llegan con suavidad al delantero. Hasta entonces, esas transiciones las hacían los defensas y la pelota a veces iba donde querían, pero a veces, muchas veces, no. Xabi tiene una media de 20 metros en sus pases largos. Él mira al objetivo, al compañero, y allí va el balón. Él decide el destino de la pelota, al igual que decide su destino. A sus 32 años, a partir de enero, tendrá la capacidad para elegir dónde pondrá fin a su carrera deportiva al máximo nivel.

Al Real Madrid le gustaría que el centrocampista se decidiera cuanto antes. Y, sobre todo, que dijera que sigue en el equipo: «He hablado con él para decirle que todos quieren que se quede aquí. Él tiene que tomar la decisión justa para él», aseguró ayer Ancelotti. No es la primera vez que el entrenador opina con tanta claridad acerca de Xabi. Cada vez que le preguntan es categórico. Lo es con Di María y lo es más con el centrocampista, que ha dado sentido a lo que estaba buscando desde que se sentó en el banquillo. Con él en el campo, su equipo ataca como antes, pero defiende mejor. En los seis encuentros que ha sido titular, el Madrid ha marcado 21 goles y sólo ha recibido seis. Ahora la única preocupación del técnico es elegir el compañero de Xabi. Puede ser Modric o Illarramendi, pero él no falta. Cuando no juegue, lo hará para descansar o para evitar una posible lesión. Faltó en el encuentro de Copa en el campo de hierba artificial del Xátiva y el equipo lo notó. Es el único partido con Xabi en el campo en el que el Madrid no ha marcado un gol.

La temporada pasada fue la peor desde que está en el conjunto blanco: lesionado, jugaba con dolor y no tuvo la influencia que solía en el funcionamiento del equipo. Quiso operarse y después se lesionó en el pie, pero ha vuelto para ser determinante. Descansado y sin problemas físicos, Xabi Alonso termina contrato el verano que viene. O sea, que en cuanto acabe el mes de diciembre puede firmar con quien quiera. Como Víctor Valdés, por ejemplo en el Barcelona. Pero el portero ya ha dejado claro que su futuro está lejos del Camp Nou. En cambio, Xabi Alonso lo tiene claro, pero no dice nada; o no lo tiene claro y aún va a seguir dando vueltas al asunto. El club vive mientras en la incertidumbre.

El dinero no es problema

El año pasado, superado por las circunstancias y el dolor, no se vio cómo quería. Ahora está bien y no siente que la edad sea un problema. Varios equipos de Europa están pendientes de su decisión y económicamente sería muy rentable para él. El dinero del traspaso que se ahorran los clubes suele repercutir en el salario del futbolista. Es decir, Xabi se puede ir del Madrid ganando mucho, muchísimo dinero.

En el club no piensan que eso sea un problema para la renovación. Es un futbolista al que se le ha subido el sueldo sin que él lo pida en ningún momento, que siempre ha sido muy apreciado por la afición. «Mejor que aquí no va a estar en ningún lado», aseguran en el Madrid, donde consideran que si se va los motivos económicos no serán tan importantes como otras circunstancias que por ahora Xabi Alonso no aclara.

En el Santiago Bernabéu, en cambio, públicamente, no hay lugar para matices acerca de lo que se quiere con Xabi Alonso. Ancelotti ayer, una vez más, mostró su deseo, pero antes había sido el presidente, Florentino Pérez, quien expresó el sentimiento de la entidad: «Xabi sabe que tanto a mí, como al entrenador y a los aficionados del Madrid nos encantaría que siguiera con nosotros la próxima temporada. Todos queremos que siga en el Real Madrid», aseguró ante los medios en la copa de Navidad. Le han pasado el balón, él decide ahora dónde quiere que vaya.