El planeta rugby ensalza sus valores

Más allá de las finales europeas, que acoge San Mamés, se celebra una mesa redonda sobre «el respeto» con que se practica.

Más allá de las finales europeas, que acoge San Mamés, se celebra una mesa redonda sobre «el respeto» con que se practica.

Bilbao es durante este fin de semana la capital europea del rugby. La disputa en San Mamés de la final de la Challenge Cup entre Cardiff y Gloucester con victoria de los primeros por 31-30 fue el aperitivo de la que se vivirá hoy entre el Leinster irlandés y el Racing 92 de París, que ponen en juego el máximo cetro continental, la Champions Cup.

Se ha aprovechado la gran ocasión para promocionar este deporte en nuestro país. Y Grupo Planeta ha contribuido a ello al organizar unas mesas redondas en plena Gran Vía bilbaína bajo el enfoque del rugby como una manera de ver la vida. Las charlas, presentadas por el periodista Fermín de la Calle, han puesto claramente en alza al deporte oval. Los mensajes que se escuchan son espectaculares. Después de las palabras institucionales de bienvenida desfilaron importantes personajes como Albert Malo, considerado el mejor jugador español de la historia, quien halagó «la trayectoria ascendente en nuestro país de un deporte que traslada un sentimiento positivo, donde el respeto es básico». «Pueden convivir 80.000 personas en un estadio con las aficiones mezcladas y generar un ambiente de hermandad», explicó ante la aprobación general del auditorio.

Miquel Martínez, presidente de la Santboiana, a dos años de su centenario, puso un claro ejemplo de la diferencia entre el fútbol y el rugby: «Yo veo que en la Champions League los jugadores llevan en el pecho la palabra Respect, el rugby jamás ha necesitado de esos lemas escritos». Para que pueda crecer en nuestro país, considera clave lograr «que la base se consolide». Alhambra Nievas, elegida la mejor árbitro del mundo en 2016, reclamó «preocuparse de la imagen que ofrecen los aficionados, con el respeto que vemos ahora en Bilbao». «En España, el árbitro es todavía el enemigo, quizás por influencias de otros deportes», añadió.

Iñaki Laskurain, ex jugador y presidente de la Federación Vasca, aún se pellizca viendo lo que se vive en la capital vizcaína. «Queríamos demostrar a la Administración que somos capaces de organizar un evento así», mostró orgulloso. Eso sí, no se conforma con predicar el respeto. Hay que practicarlo. «De nada sirve comportarme en el campo si luego salgo a la calle y dejo el coche en doble fila», lanzó.

«El rugby es admirable», comentó la mediática ex jugadora de balonmano Eli Pinedo. Y reconoce que tiene similitudes en las reglas y árbitros con su deporte. Por su parte, el capitán de Los Leones, Jaime Nava, destacó como grandes virtudes la disciplina y el trabajo. Espera que la próxima semana den la razón a España en la polémica derrota ante Rumanía y pueda estar en el próximo Mundial.