Deportes

Un empate para que Messi casi gane la Bota de Oro

El Barcelona empató en Eibar, el partido que cerró la temporada y que para lo único que sirvió fue para que Messi marcara dos goles más y aumentase su ventaja de goles sobre el francés Mbappé en la lucha por el Balón de Oro. El argentino remontó el primer gol del Eibar en dos minutos, en dos llegadas solitarias frente al portero. Más tarde, un golazo de De Blasis, tras un mal despeje de Cillessen.

Publicidad

Messi, que estaba deprimido después del encuentro de Liverpool, parece algo recuperado para afrontar la final de Copa del próximo sábado. El Barcelona necesita ese título para recuperar la alegría de la Liga que ha perdido en Anfield.